La Liga Mexicana de Béisbol (LMB), ha anunciado la suspensión de los umpires Ulises Domínguez y Rodolfo Pastrana luego de la tremenda equivocación que tuvieron al marcar una jugada en el partido del martes pasado entre los Diablos Rojos del México y los Algodoneros del Unión Laguna.

Mediante un comunicado oficial, la liga anunció este miércoles su decisión de suspender a los dos jueces debido a que en una de las acciones del encuentro, el bateador de Algodoneros, Jonathan Jones, abanicó un lanzamiento y la jugada fue cantada como bola cuando era un claro strike.

Esta será la primera mujer umpire en la Liga Mexicana de Beisbol

Después de la marcación, el pitcher de los Diablos Rojos, Reinier Roibal, se acercó para reclamar la decisión, sin embargo Domínguez consultó a Pastrana en la primera base y anunciaron que, efectivamente y ante la sorpresa de todos, se mantendría la marcación de “bola” en esa jugada.

De acuerdo con algunos directivos, esa noche no se pudo realizar una revisión de la jugada a pesar de la petición de los jugadores debido a que no había suficiente calidad en las repeticiones. Esto se debe a que el partido del martes por la noche fue transmitido únicamente a través de Facebook y la cadena de televisión que proporciona la señal “no llevó cámaras de suficiente calidad”, afirmaron.

“La Liga Mexicana de Beisbol informa que los umpires Ulises Domínguez Solís y Rodolfo Pastrana Tejeda, a partir de hoy, son dados de baja de la cuarteta en la que se desempeñaban, derivado de bajo rendimiento y una falla grave en su trabajo como jueces del primer juego de la serie Algodoneros de Unión Laguna contra Diablos Rojos del México, celebrado el 17 de julio en el Estadio Fray Nano”, informó la LMB.

El castigo por parte de la Liga es de acción inmediata y para lo que resta de la temporada 2018, por lo que ambos umpires no tendrán participación en ninguno de los juegos que faltan por disputar esta campaña.

LMB: Bienvenidos a la “futbolización” del beisbol mexicano

Además, los umpires Manuel Carrillo y Armando Silvas, que completaban la cuarteta de jueces de ese partido, recibieron una llamada de atención por no haber convocado a una consulta para revocar la decisión de sus compañeros.