El futbol es un espectáculo en todo sentido y cada jugada que hace un equipo es visto con lupa por todos. En tiempos recientes, la presentación de un elemento es tan importante que todas las redes sociales se llenan sobre el tema y un conjunto que supo explotar esto fue el Puebla, que logró captar la atención con el anuncio de José Luis Sánchez Solá.

En vez de hacer una característica rueda de prensa o con un comunicado acompañado de una imagen editada, La Franja convirtió al Chelís en un actor de primera categoría. En el video se ve cómo el nuevo técnico del cuadro camotero llega al vestidor y comienza a ‘discutir’ con Pedro Domínguez, el otro “actor”. Sin embargo, ambos coinciden en que quieren defender al equipo. “Puebla es grande de siempre”, menciona el Chelís, después de asegurar que al conjunto no le ha pasado ni pasará nada malo.

Melvin Brown regresaría al futbol profesional

Esta obra de arte culmina con un apretón de manos entre ambos personajes, después de asegurar que “todos somos Puebla, todos somos Franja, todos somos Chelís y todos somos Pedro Domínguez”, en representación a la unión que quiere mostrar el equipo poblano.

El video de presentación se comenzó a ser viral, evidentemente por la calidad actoral del entrenador, claro.  El equipo entendió lo que había logrado y quiso explotar un poco más su creatividad, al punto de que José Luis Sánchez Sola ya tiene un premio Oscar. JA.

Ya, hablando seriamente, el Chelís tomará las riendas del Puebla por tercera vez para buscar éxito. Es un personaje consentido del equipo, le agrada a la afición y ha sido el técnico que más alegrías le ha dado al club en tiempos recientes.

El Chelís termina su aventura por Las Vegas

La primera etapa del técnico mexicano se dio hace más de 10 años. En el Apertura 2006 venció al Salamanca en la final de Primera A y seis meses después (2007) logró ascender al equipo. Esta etapa se acabaría en el Apertura 2010. Sin embargo, en el Apertura 2014 volvería al banquillo de La Franja, logrando un subcampeonato en la Copa MX.

Los registros de José Luis al frente del Puebla son malos. En 113 encuentros tiene 35 triunfos, 39 empates y el mismo número de derrotas. Eso sí, su forma de llevar al equipo le ha funcionado, no por nada es ídolo del equipo.

¿Logrará cambiarle la cara a un equipo que está en la posición 14?