Si hay un equipo problemático en la Liga MX, ese es el Veracruz. Durante los últimos años, el conjunto del puerto jarocho ha batallado con cuestiones económicas, políticas, de seguridad y sobretodo, futbolísticas.

Y tal parece que ya están resignados a la mediocridad, pues según varios medios especializados, principalmente Récord, los Tiburones Rojos están en  época de “vacas flacas”, por lo que ahorrarse unos billetitos no está de más… ¡Qué importa que la afición sufra! ¿no?

Veracruz destituye a director técnico por escándalo de abuso sexual

El plan del Veracruz, encabezado por el polémico Fidel Kuri Grajales, es ser lo más austeros posible en el siguiente torneo, tanto en refuerzos como en puntos. Si, por increíble que parezca, los escualos contemplan seriamente la opción de “descender” de la Liga MX y pagar la multa económica ya que les sale más barato que invertir en la plantilla.

Recordemos que a partir de este ciclo 2018-2019, el descenso porcentual quedó cancelado y que los equipos con la peor marca tendrán que pagar al rededor de 6 millones de dólares como castigo, claro, sin perder la categoría.

El panorama para el equipo del puerto es complicado. Sabe que si los Lobos BUAP hacen 15 puntos, automáticamente ellos tendrán que hacer 30 para “salvarse”, por lo que la multa no suena como una mala idea.

Además como una “venta de garage”, los Tiburones pondrán a la venta a la mayoría de sus jugadores tanto mexicanos como extranjeros. Según informó Récord, el club plantea renegociar los contratos de los jugadores nacionales para bajarles el sueldo, en caso de no aceptarlo estarán transeferibles. Así de sencillo.

Los foraneos tampoco tienen su puesto seguro, incluso sus dos mejores piezas, el arquero peruano Pedro Gallese y el argentino Cristian Menéndez podrían abandonar el equipo si llega una jugosa oferta de otro club.

El caos es tanto en Veracruz, que hasta en el banquillo no tienen seguridad alguna. Hace algunos días se dio a conocer las negociaciones que tenían con el estratega uruguayo y campeón con el Santos Laguna en el Clausura 2018, Robert Dante Siboldi, incluso se mencionó que ya lo tenían arreglado y se convocó a una rueda de prensa el día de ayer. Este plan se les vino abajo.

Veracruz contrató a delantero que no ha podido jugar

Al conocer la situación precaria del club y su bajo salario, el charrúa dio marcha atrás de su arribo al puerto, por lo que aún no se sabe quién será el “bueno” que se aviente la responsabilidad de los escualos. Todo parece ser que continuará el emergente Hugo Chávez, quien tomó las riendas tras la salida de Juvenal Olmos en la campaña pasada.

La idea final de los Tiburones es enfrentar el torneo con jugadores juveniles, ahorrar el máximo y poner un “ya veremos qué pasa” para el Apertura 2019. Sí, aunque suene increíble, el Veracruz ya “tiró la toalla”.