Pumas prepara la venta de Carlos González

El presidente de Pumas, Ares de Parga prepara la venta de Carlos González.
Imagen: Getty

Hay un nombre que no se puede ni nombrar en los pasillos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el de Rodrigo Ares de Parga, presidente de los Pumas que desde tomó el control del equipo no ha tenido ningún logro. Dice salvar las finanzas de la franquicia y para ello ya se relame los bigotes por la venta de Carlos González.

El delantero paraguayo llegó a los felinos en el torneo de Apertura 2018 de la Liga Bancomer MX, todo tras una buena temporada en el Necaxa. Bueno, pues en Ciudad Universitaria ha cumplido y es la nueva figura, por lo que Ares de Parga ya prepara la venta al mejor postor.

Todavía no se termina el torneo de Clausura 2019, y el presidente de los universitarios ya ha escuchado un par de ofertas de equipos interesados en el jugador. Así lo dio a conocer Sancadilla de Reforma en su columna, donde se puede leer: “El presidente, Rodrigo Ares de Parga, se deshará de uno de los mejores pateabalones de la plantilla y de los pocos refuerzos rescatables de su gestión, junto con el chileno Nicolás Castillo. Ya está en pláticas informales con los interesados en contratar a Carlos González“.

Además, se apunta que es probable que el presidente de los Pumas se meta una buena tajada por la negociación y venta de jugadores durante su mandato.

Otro tema a resaltar es que la afición de los de la UNAM ya están hartos de malos manejos, tratos y pésimos resultados del buen Rodrigo. Es por ello que a manera de protesta se organizaron este lunes y plantearon dos posibles manifestaciones: no ir al partido este domingo o exigir la destitución del presidente.

La información llegó a la directiva de los Pumas y a los oídos de Ares de Parga, por lo que se puso a trabajar para silenciar a TODOS. Le pidió a gente de la directiva que hablara con los líderes de los grupos de animación para pedirles que controlen a su gente:

“A primera hora, líderes de porras recibieron llamadas de directivos en busca de los autores del movimiento y con la petición de que controlen a su gente, porque no quieren desmanes en el equipo”

Publicidad