Pumas olvida a un jugador en el Estadio Nemesio Diez

El autobús de los universitarios partió del Estadio Nemesio Diez sin Rodrigo González.

Hay momentos de euforia y felicidad que hacen que te olvides de algunas cosas, en esta ocasión le pasó a los Pumas. El equipo de la UNAM jugó este domingo en contra del Toluca en el Estadio Nemesio Diez, los felinos consiguieron la victoria y tras la celebración partieron del inmueble, pero se les olvidó un pequeño detalle: un futbolista.

El equipo dirigido por David Patiño sumó tres puntos, con ello aseguró su pase a la liguilla y este era un buen motivo para festejar. Tras varios minutos en el vestidor, cada uno de los jugadores fueron saliendo para abordar el autobús que los llevaría de regreso a la Ciudad de México. A Rodrigo González se le hizo un poco tarde y el transporte lo dejó.

Según reportes de El Universal, por algún motivo el autobús del equipo creyó que ya habían abordado todos los integrantes de los Pumas y arrancó con rumbo a la capital. El defensa salió para abordar el transporte, pero se percató que ya no estaba. En Toluca caía un aguacero, por lo que el jugador decidió regresar a los vestidores y esperar a que alguien regresara por él.

Ya no se supo quién fue al rescate del defensa, quien no tuvo participación en el partido y solo fue de paseo, o a perderse.

Así que el personal de intendencia tuvo que comenzar a limpiar el vestidor visitante, mientras Rodrigo González hacia llamadas para que pudieran regresar por él. Parece que lo único que le importaba a la institución era salir con la victoria y clasificar a la liguilla.

Los Pumas de la Universidad se ubican en la tercera posición de la tabla general, tienen liguilla asegurada y en su último partido de fase regular en contra de Santos tendrá la posibilidad de mejorar en la clasificación y poder recibir el partido de vuelta en el Estadio Olímpico Universitario. Por ahora, todo es felicidad en el equipo.

Esperemos que el joven canterano haya aprendido la lección y para la próxima no se demore tanto, porque no creo que a los universitarios les guste la idea de estar perdiendo jugadores.

Publicidad