¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Así pasó su primera noche árbitro que comenzó huelga de hambre en la FMF

El árbitro Adalid Maganda pasó su primera noche en huelga de hambre en la FMF.
Redacción Los Pleyers

Ayer al mediodía se dio un hecho insólito en la Federación Mexicana de Futbol (FMF), uno de sus integrantes comenzó una protesta a las afueras de las instalaciones, hecho que dio la vuelta en los medios de comunicación. El árbitro Adalid Maganda, decidió comenzar una huelga de hambre por despido injustificado y racismo.

Todo se dio cuando el silbante fue despedido por la Comisión de Arbitraje del futbol mexicano, el cual el presidido por Arturo Brizio. El tema es que nunca le dieron una razón de su despido y encima le llamaron “pinche negro”. Es por ello que Maganda decidió interponer una denuncia ante la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México, esto para que lo restituyan en su puesto.

A las audiencias no se presentó Arturo Brizio, solo su abogados, por lo que Adalid se molestó y fue directo a la instalaciones de la FMF para comenzar con su huelga. En un principio colocó una pancarta en el acceso, con el arribaron personas que con cartulinas expresaron algunas consignas.

En repetidas ocasiones el silbante tuvo que dialogar con la seguridad privada del lugar, pues estaba obstruyendo la circulación de los vehículos. No tuvieron otra opción “echarle la patrulla”, pero la policía del Estado de México le dijeron que podía continuar con su protesta, pero en un lugar donde no afectara el libre tránsito, así que se “hizo a un lado”.

Hubo gente que llegó a ver que estaba ocurriendo, pero lo hicieron con un helado en mano y antojaron al silbante que mejor se hizo a un lado para no ver, pues no puede comer.

Al final del día nadie salió a atenderlo, por lo que montó una casa de campaña, la cual puso a un costado de la puerta, se cambió y tuvo que descansar sin cenar.

Los primeros reportes de la mañana de este miércoles es que su huelga hizo efecto, por lo que el personal de la Federación se comunicó con él para decirle que lo van a recibir para dialogar su tema. “Ya hubo acercamiento con la federación y vamos a entablar una platica con mi abogado y no vamos a salir hasta que tengamos una resolución”, mencionó a Cancha.

La buena noticia es que ya podrá comer, porque dormir sin hambre no es nada bueno, así que esperemos que la FMF lo reciba con una buena propuesta de trabajo y con un desayuno.