Así como los leen mis Chivahermanos, hay amores que no se olvidan y el de Matías Almeyda con las Chivas parece que es eterno. Ya han pasado más de ocho meses desde que el Pastor abandonó al Rebaño Sagrado y después de tanto tiempo hay reconciliación entre ambas partes. Así que el regreso parece pronto.

Matías Almeyda considera que la MLS es mejor que la Liga MX

Hay que recordar que el dueño de las Chivas, Jorge Vergara no terminó muy bien con Matías Almeyda tras su salida del Club Deportivo Guadalajara, pero ya ha pasado bastante tiempo y las cosas han cambiado. El cumpleaños del mandamás del Rebaño fue hace poco y Almeyda se comunicó con él para felicitarlo y hacer las paces, lo cual funcionó.

Esto fue parte de un plan, pues el Pelado tiene ganas de regresar a las Chivas y su estrategia fue reconciliarse con sus viejas amistades. Al reconciliarse con Jorge, también lo hizo con Amaury, quien por ahora está al mando del Grupo Chivas-Omnilife. Así que el dueño del equipo ya le hizo saber que tiene las puertas abiertas del equipo.

Solo existe un impedimento, que José Saturnino Cardozo es el actual director técnico y que no lo pueden correr. Pero siempre existe una posibilidad y los directivos del Rebaño Sagrado lo saben, por lo que le hicieron saber al paraguayo que debe ganar los dos Clásicos que se vienen ante el América. En caso de perder está fuera y tendrían que conseguir un nuevo entrenador.

Para ello está Matías Almeyda, quien cuenta los días para regresar a la Perla Tapatía y dirigir de nuevo a las Chivas. Por ahora el argentino está en Estados Unidos para entrenar al San Jose Earthquakes de la Major League Soccer (MLS), que por cierto debutó con un goleada en contra.

Matías Almeyda no tiene en planes dirigir en la Liga MX

Así que el regreso no está tan lejos, el Pelado no tiene problema para rescindir su contrato con el club estadounidense, pues lo único que quiere es estar con el Guadalajara. ¿Qué piensan chivahermanos? ¿Le dan el visto bueno?

Por cierto, hay alguien al que no le agrada esta noticia, José Luis Higuera, quien no terminó nada bien con el Pastor.