El Cruz Azul tiene claro que quiere ser un club protagonista en el Apertura 2018, por lo que desde hace unas semanas se ha convertido en uno de los máximos protagonistas del futbol de estufa, volteando a todos los equipos de la Liga MX para ver qué puede ‘arrebatar’. Sin embargo, La Máquina también ha decidido mirar hacía la Liga de Plata, donde al parecer ha encontrado lo que buscaba: un delantero.

De acuerdo al medio Récord, los de La Noria pretenden seguir reforzándose hasta la médula y no escatimarán en gastos, por lo que Peláez ha puesto su ojo en Martín Zúñiga, aún de Alebrijes de Oaxaca, que terminará por vestirse de azul a partir de la próxima campaña.

Lee más: Cruz Azul exige quitar el logo del América del Estadio Azteca

Zúñiga es un viejo conocido de Ricardo, pues en sus inicios como futbolista, el canterano del América coincidió con la administración en Coapa del hoy directivo de Cruz Azul, por lo que Peláez conoce perfectamente la capacidad de Martín.

Los avales que permitirían la llegada del delantero son tres. En primera cuestión, su edad. Con 25 años, Zúñiga aún tiene mucho que dar en el futbol mexicano. Lo segundo sería su experiencia, pues incluso ya puede presumir dos campeonatos en la Liga MX, uno de ellos precisamente contra Cruz Azul, en aquella noche trágica del 26 de mayo de 2013 y uno de Concachampions. Y por último está su precio. Martín se encontraba a préstamo con Alebrijes de Oaxaca, pero su contrato con América ha terminado, por lo que llegaría a La Noria como agente libre.

Zúñiga registró un total de ocho anotaciones en las últimas dos campañas con los Alebrijes, donde también puede presumir un título en el Ascenso MX, aunque no pudo ser gran factor en la serie contra Cafetaleros de Tapachula, en la final por el ascenso (que en realidad no había).

Lee más: Cruz Azul confirma a Milton Caraglio como su nuevo refuerzo

El nombre del mexicano sonó hace unos días por el supuesto interés que mostraron algunos clubes de Europa, entre ellos el Derby Country de la segunda división inglesa, aunque todo se quedó en meras suposiciones.

Parece que Peláez sabe muy bien dónde fijar su atención y lo volverá a hacer. Una contratación que parece buena, bonita y barata.