Hace algunos días las Chivas dieron a conocer a su nuevo director deportivo, se trata de Mariano Varela, un viejo conocido en la institución, a quien le bastó con negociar el contrato de un jugador para que el rebaño le echara el ojo y lo contratara. Antes de firmar su contrato con el club, Varela era un reconocido promotor que tenía como principal tarea negociar a ciertos futbolistas para que tuvieran un equipo donde jugar.

Mariano Varela trabajaba para Promofut, una de las principales empresas en México que se dedica a la representación de futbolistas, Eduardo Hernández es el dueño de dicho negocio que tiene firmados a futbolistas como: Javier “Chicharito” Hernández, Carlos Vela, Edson Álvarez, Bryan Garnica y Dieter Villalpando, entre otros. Bueno, pues le aprendió al negocio y las Chivas lo firmaron.

¿El futbol mexicano necesita de los directores deportivos?

Promofut representa a por lo menos 15 jugadores del Guadalajara, por lo que uno de los trabajos de Varela era estar en constantes reuniones con la directiva rojiblanca para negociar los contratos. Su última encomienda, la cual fue clave: negociar una extensión de contrato para que Eduardo “La Chofis” López se quedara con el equipo.

Después varios días de negociación se llegó a un acuerdo, las Chivas vieron con buenos ojos la capacidad de Mariano a la hora negociar y sobretodo el gran conocimiento que tiene en temas deportivos. Es por ello que después de que se hizo el trato por la Chofis, la misma directiva del Rebaño le hizo un ofrecimiento al promotor para que regresará a la institución como director deportivo.

Mariano no lo dudó mucho y aceptó, dejó de representar futbolistas para estar de regreso en un equipo de futbol. Pero esto fue un mero golpe de suerte, Varela nunca estuvo entre los candidatos de Chivas para ocupar el puesto, de hecho el club negociaba con Efraín Flores, pero no se pudo llegar a un acuerdo económico, por lo que su llegada no se concretó.

Hay que recordar que Mariano Varela ya ocupó el puesto de director deportivo en las Chivas de 2014 a finales de 2016, pero fue cesado por Jorge Vergara, todo porque Matías Almeyda lo acusó de boicotear a los futbolistas.