Jugador de Chivas probará suerte en Europa

Marco Granados ha decidido dejar Chivas para buscar su oportunidad en Europa, específicamente en Grecia.

Chivas sigue sufriendo cambios. Aunque su participación en el Mundial de Clubes aún se mantiene, en Guadalajara se siguen moviendo fichas. Incorporaciones y salidas son las constantes y a este último rubro se  le ha sumado la de un futbolista más: Marco Granados, un elemento que no es del primer equipo y que de hecho estuvo transitando en las categorías inferiores del futbol mexicano.

Granados no es ningún desconocido por completo en el balompié azteca, de hecho fue visto como una promesa interesante en el club, pero al parecer quedó en eso, como un jugador más que no explotó todo su talento. Sin embargo, el delantero quiere cambiar de aires para demostrar de lo que es capaz, por lo que hará sus maletas y tomará rumbo a Grecia, donde lo espera su nuevo equipo, el Aiginiakos, perteneciente a la segunda división del futbol helénico.

“Voy a un equipo ya asegurado, voy a buscar algún lugar, yo ya hablé con ellos. Espero que sea algo bueno para mí en todos los aspectos”, mencionó el delantero en entrevista para ESPN, además de asegurar que jugar en Europa siempre ha sido su sueño.

El jugador de 22 años jugó la mayor parte de su carrera la vivió en la Segunda División con Loros de Colima y Tuxtla FC, ya que en Chivas no se consolidó, pese a que tuvo oportunidades. “Me brindaron la oportunidad y no la aproveché, no estaba lo suficientemente maduro, pero las cosas que he vivido me han hecho madurar y espero llegar a Grecia y estar bien allá en todos los aspectos”, apuntó Granados.

Marco debutó en la Liga MX de la mano de Matías Almeyda el 14 de febrero de 2016 y en los últimos meses, el delantero tuvo una buena actuación en Loros, donde anotó ocho goles en el semestre recién terminado.

Dentro de sus características más importantes, el futbolista señaló su “buena técnica y buen remate de cabeza, además de saber jugar bien de espaldas y no dar ningún balón por perdido”.

No queda duda de que este caso luce como uno más de jugadores que buscan Europa a costa de lo que sea.

Publicidad