El poder tener contrataciones espectaculares supone un gasto importante para cualquier club, mucho más si el futbolista pretendido se desempeña en Europa. Por tal motivo, es complicado que todos los equipos mexicanos se arriesguen a salir por fichajes de ese estilo y la realidad es que pocos pueden darse ese lujo, uno de ellos son los Rayados.

Desde hace algunos años a la actualidad, la directiva de La Pandilla ha acostumbrado a su afición a tener una de las mejores plantillas del futbol mexicano. A base de billetes verdes, el cuadro regiomontano ha podido conformar un plantel competitivo en el que resuenan nombres como de Rogelio Funes Mori, Maxi Meza o Miguel Layún y para el Apertura 2019 no quieren que sea la excepción y por eso el nombre de Luuk de Jong ha comenzado a rondar por el Cerro de la Silla.

Luuk de Jong, el holandés cerca de ser la bomba del América

De acuerdo al periodista Raoul Ortíz, Rayados está entablando pláticas con el delantero holandés Luuk de Jong, quien actualmente pertenece al PSV Eindhoven, donde comparte vestidor con Hirving Lozano y Erick Gutiérrez.

Según la fuente citada, de Jong habría tenido comunicación con el Chucky Lozano y Andrés Guardado -con quien también coincidió en Holanda- para saber sobre el futbol mexicano y las respuestas habrían sido positivas, por lo que también ya habló con directiva y las pláticas van por un buen rumbo, de acuerdo a Raoul.

Los más ‘salados’ de la Liga MX se pelean por Jackson Martínez

El nombre de Luuk no debe sonar extraño para muchos, ya que hace unos meses el delantero sonó con fuerza para arribar al América, pero las partes no llegaron a un acuerdo y se cayó el movimiento, aunque en su momento se dijo que quizá el fichaje se lograría en un futuro; sin embargo, al parecer no será ahora, pues de Jong luce más cerca de Monterrey que de la capital de México.

A la par de Luuk, en Rayados también suena el nombre de Michael Bradley para reforzar al equipo, ¿será posible que puedan juntar a ambos futbolistas? La combinación Bradley-Luuk no luce nada mal. En cuestión de días parece que las dos situaciones quedarán definidas y quizá la afición de La Pandilla vuelva a ilusionarse.