En las últimas semanas se ha hablado mucho de los Lobos BUAP, equipo que ha dado muchas noticias, primero por cese de Rafael Puente del Río y también por los problemas de descenso que tiene el conjunto. Justo hablando de eso y aunado a los malos resultados del club, parece que está difícil que salven su situación en la tabla porcentual, pero aún tienen un as bajo la manga: que el campeón por el Ascenso sea un club sin certificación y entonces pagar 120 millones de pesos para permanecer en el máximo circuito.

En la Semana del Futbol celebrada en Cancún en junio de 2017, los dueños de las franquicias de la Primera División acordaron que solo podían ascender los clubes que cumplieran con la carpeta de cargos, en caso de que una franquicia sin derecho a ascenso fuera campeón tendría que recibir un pago de 120 millones de pesos por parte del equipo de la Liga MX que terminó en el último lugar de la tabla porcentual. De esta manera el descendido podrá quedarse en la Primera División, mientras el del Ascenso MX tendrá que ocupar ese dinero para cumplir con la carpeta de cargos.

Leer Más: Daniel Alcántar traicionó a Rafael Puente para quedarse en Lobos BUAP.

Veracruz y Lobos BUAP son los equipos que por ahora luchan por no descender, los Tiburones están cerrando de excelente forma el torneo y presionan a los poblanos. Los Licántropos tiene que sumar por lo menos cuatro puntos para obligar a que los jarochos sumen, de lo contrario culminarán su estadía en la Liga Bancomer MX. Si esto sucede, los de la BUAP aún tienen la opción de pagar, pero ¿tienen el dinero?

La situación es complicada porque los Lobos dependen del recurso de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, dinero que otorga el gobierno y por lo tanto es parte del erario público. El problema es que aunque tengan el dinero, ¿cómo justificar un pago de 120 millones de pesos para un equipo de futbol profesional? Ese dinero bien se puede utilizar para las necesidades de los universitarios, pero la posibilidad está en la mesa. Recuerden que en caso de permanecer en la Primera División podrán estar dos años sin preocuparse por descender.

Mientras tanto el dueño del Veracruz, Fidel Kuri Grajales ha manifestado que en caso de poder hacer efectiva la posibilidad tiene listos los 120 millones para permanecer en en el máximo circuito.