El Clausura 2019 aún está lejos de terminar, apenas iniciará la Jornada 12. Sin embargo, eso no impide que los rumores acerca de diferentes equipos comiencen a circular y entre los temas más constantes están los posibles cambios de sede, tanto en la Liga MX como en el Ascenso. Ahora, el nuevo involucrado en cuestión son los Lobos BUAP.

Desde el 2018, en la ciudad de Mazatlán se comenzó la construcción de un estadio que tendría la capacidad de recibir partidos profesionales, pero lo que aún está pendiente es el equipo que jugaría ahí.

Sinaloa tendría otro equipo de futbol profesional

En primera instancia se dijo que el Pacific FC -de la Liga Premier MX- podría usar las instalaciones, pero de acuerdo a Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa, hay clubes de la Liga y Ascenso MX interesados en llegar a la ciudad costera y aquí es donde los Lobos entran a escena.

Según El Universal, el accionista mayoritario de los Licántropos, Mario Mendívil, ha decidido vender la franquicia de la Angelópolis y una opción viable sería Mazatlán, considerando el nuevo inmueble. El único ‘pero’ es encontrar a alguien que quiera adquirir la franquicia, que de acuerdo a la fuente citada, la cual está tasada en 25 millones de dólares.

Son los empresarios los que tienen que decidir, ya que eso tiene una inversión”, comentó el gobernador sobre el asunto, por lo que parece muy posible que, en poco tiempo, se vea balompié profesional en la ciudad de Mazatlán.

¡Equipo del Ascenso MX está a punto de desaparecer!

El reglamento de la Liga MX, de acuerdo al medio mencionado, indica que los cambios de sede se deben informar con al menos 30 días antes de que comience el próximo certamen, por lo que ciudad sinaloense aún tiene hasta el próximo verano para saber si tendrá futbol profesional -y de qué división- el semestre siguiente.

Otros equipos que han sido ligados con Mazatlán, como posibles candidatos para que lleguen en los siguientes meses, son Alebrijes de Oaxaca y los Tiburones Rojos del Veracruz, club recién descendido, por lo que es imposible pensar en el dicho “cuando el río suena es que agua lleva”.

Mazatlán, playa, calor, futbol… el equipo que llegue seguro la pasara bien.