¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Liga MX podría irse a huelga por culpa del Pacto de Caballeros

Siempre se ha dicho que el futbol mexicano primero ve por los intereses de unos cuantos y después ya viene la cuestión futbolística, incluyendo a los jugadores, quienes no reciben...
Redacción Los Pleyers

Siempre se ha dicho que el futbol mexicano primero ve por los intereses de unos cuantos y después ya viene la cuestión futbolística, incluyendo a los jugadores, quienes no reciben el mejor de los tratos. Para eso, justamente, se creó la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFPro), misma que ha lanzado una ‘advertencia’ de cara al final del torneo Clausura 2018 de la Liga MX.

De acuerdo a ESPN, la organización a favor de los futbolistas habría enviado una carta a la Femexfut y a los 18 equipos de primera división, en la cual exigen que el famoso Pacto de Caballeros desaparezca a partir del próximo Draft, a celebrarse el próximo mes de junio.

Lee más: Asociación Mexicana de Futbolistas triunfa en el caso Alanís 

En caso de que los directivos, de la FMF, Liga MX y Ascenso MX, no accedan a la ‘petición’ enviada por la AMFPro, los jugadores están pretendiendo hacer un paro de labores que incluye la suspensión de la jornada 17 de la Liga MX (programada del 27 al 29 de abril) la última del certamen y en la que se definiría la liguilla y el equipo que terminará descendiendo.

La misiva, según el medio citado, ya habría sido recibida por todas las organizaciones involucradas, por lo que la decisión está de su lado, aunque también los jugadores estarían en la disposición de llegar a un acuerdo, antes de tomar la drástica decisión de parar el futbol.

¿Qué es el Pacto de Caballeros? Es un acuerdo no escrito en el cual un equipo sigue siendo el ‘dueño’ del transfer de un jugador, aunque su contrato ya haya terminado, por lo que si otro equipo del balompié azteca pretende tenerlo en sus filas, primero deberá pagarle la transferencia al club que ‘tiene’ su carta. Eso de que puede irse a otro equipo con un coste cero (como en Europa) no existe y por lo mismo muchos futbolistas terminan por quedarse sin equipo.

Esta es la segunda ocasión que la AMFPro interviene en un tema delicado, después de que dejara clara su postura en el tema de Oswaldo Alanís a principio de torneo, quien fue mandado a entrenar a segunda división, solo por no haber llegado a un acuerdo salarial con Chivas.

Si la huelga de jugadores llegara a efectuarse, sería la segunda de gran relevancia sufrida en el futbol mexicano, después de la que protagonizaran los árbitros meses atrás. Parece que de a poco las instituciones que defienden los derechos de las minorías en el futbol empiezan a hacer eco.