Los buenos resultados del Cruz Azul han sido en gran medida por los cambios que se han realizado al interior del club, los cuales se han visto reflejados en un cambio de actitud de los jugadores. El objetivo es ser campeón, por lo que todas las ayudas son bienvenidas, incluso la religiosa, la cual ha sido fundamental en algunos futbolistas.

La idea es que los resultados ni el ánimo del club decaiga, por lo que algunos jugadores se han preocupado para que las cosas sigan por buen camino y ante ello se han acercado a Dios. Dentro del equipo se ha conformado un grupo de fieles creyentes que creen en la ayuda divina y comienzan a ser factor.

Cruz Azul presentó alineación indebida contra Pumas

Según información del Diario Récord Igor Lichnovsky es un hombre de mucha fe, a él se le han sumado el juvenil Antonio Sánchez y José Madueña, quienes le están metiendo con todo al estudio de las Sagradas Escrituras y están convencidos que este es el camino que deben seguir para continuar con los buenos resultados.

Por el momento han conquistado la Copa MX, recuperaron el liderato y han dado un buen espectáculo a sus aficionados, así que el siguiente paso es ser campeones de la Liga MX, demostrar que no es cuestión de suerte. Así que en este camino la ayuda divida puede ser fundamental para la Máquina.

Otro tema es que el buen Billy Álvarez está pensando muy seriamente en el retiro, pero sabe que tiene cuentas pendientes con las institución y los aficionados, por lo que le ha encargado a Ricardo Peláez que sean campeones para darle la novena estrella al Cruz Azul. De esta forma su hijo, Robin podrá heredar el cargo.

Es por ello que el Richi se ha desgastado en dar unos discursos motivacionales previo a que los jugadores salgan a los partidos, para ello ver como festejó a media semana cuando le ganaron la copa a Monterrey. Además, del mensaje previo al juego contra los Pumas en Ciudad Universitaria.

No cabe duda que en Cruz Azul todos andan conectados, ahora sí son un verdadero equipo y no les extrañe que por fin rompan la malaria.