¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Jugadores juegan arrancones en las instalaciones de Tigres

Jugadores de los Tigres aprovechan el lugar de entrenamiento de los Tigres para jugar arrancones con carros de lujo.
Carros Jugadores de Tigres (Foto: Internet)

Siempre se ha sabido que a los jugadores de futbol profesional les gusta tener buenos carros y con los salarios que tienen prefieren los deportivos. Bueno, pues ahora les traemos un nuevo chisme, resulta que los futbolistas de los Tigres utilizan las instalaciones de entrenamiento para acelerar con todo y jugar arrancones.

Te recomendamos: ¿Pues no que incomparables? Aficionados de Tigres son ‘torturados’ en el Volcán.

El lugar de entrenamiento de los Tigres es la Cueva de Zuazua, donde los integrantes de los felinos llegan en sus carros deportivos para reportarse a los trabajos del estratega Ricardo Ferretti. Bueno, pues han encontrado un lugar bastante adecuado para poder acelerar sus automóviles hasta alcanzar velocidades arriba de los 100 k/h.

Según información del portal deportivo Mediotiempo, en dichas instalaciones hay un tramo de carretera recto de uno 400 metros, donde los jugadores ponen en riesgo su integridad y donde alcanzan velocidades que fácilmente superan los 100 k/h, cuando en cualquier auto un “simple mortal” circularía a unos 30 k/h.

Ellos lo hacen por diversión y para probar la potencia de sus carros, pero hay un antecedente que deben tomar en cuenta. Ya que hace nueve años sucedió un accidente bastante fuerte saliendo de la instalaciones de Zuazua. Alan Pulido e Israel Jiménez jugaron arrancones en la carretera que conduce a la Hacienda San Pedro de la UANL.

En la competencia, Israel Jiménez se volcó, afortunadamente resultó con heridas leves, no pasó a mayores y desde ese entonces le apodan el Piloto. La directiva de los Tigres debe tomar cartas en el asunto, pues la idea es prevenir cualquier tipo de accidente y hacer conscientes a los futbolistas que estas carreteras no están aptas para sus competencias internas.

Ya tienen un antecedente y la idea es evitar que estos accidentes sucedan. Por lo que los jugadores deben dejar de correr a esa velocidad sus carros deportivos y de paso no dar este tipo de imagen a la afición. Deben recordar que son personas públicas y que muchos seguidores pueden replicar lo que ellos hacen.

Los futbolistas deben recordar que sus carros tienen bastante potencia y deben tener un poco de precaución, pues reparar sus carros también es caro…

Te recomendamos: