El Clausura 2019 ha sido protagonista en uno de los temas menos agradables en el mundo del futbol: el despido de técnicos. Sin embargo, también eso ha permitido que otros entrenadores tengan nuevas oportunidades, aunque eso no quiere decir que una mejoría está asegurada. El último entrenador en incorporarse a la Liga MX fue Guillermo Almada, quien fue anunciado como el nuevo mandamás de la plantilla de Santos, pero… ¿de dónde surgió?

Al igual que muchos de los DT’s alrededor del mundo, Almada fue jugador de futbol y desarrolló la mayoría de su carrera en Uruguay, su país natal. Como futbolista, Almada tiene dos trofeos del Campeonato Uruguayo (ligas) como sus mejores resultados. Ambos títulos los consiguió con el equipo Defensor, club con el que debutó en Primera División. Su retiro de las canchas se dio en 2007, con el Racing de Uruguay.

Hijo de Chucho Benítez está en México para triunfar en el futbol

¿Y cómo le ha ido de técnico? Vamos a la pregunta que en realidad importa a los aficionados santistas en este momento. Con 49 años, Guillermo tendrá en el cuadro de Torreón a su cuarto equipo profesional al mando. Comenzó en 2009 con el Tacuarembó -donde también fue jugador- y ahí permaneció solo un año. Las siguientes oportunidades fueron mejores para el uruguayo.

Los siguientes clubes de Almada fueron River Plate y Barcelona. Sí, pero los que existen en Uruguay y Ecuador, respectivamente. Con el primero estuvo de 2011 a 2015, donde obtuvo un campeonato… de preparación. Su desempeño con el conjunto ecuatoriano ha sido el más importante, pues ahí puede presumir haber ganado la liga de 2016.

OFICIAL: La Liga MX le dice adiós a otro técnico

Pese a ser una corta carrera, parece que los resultados de Almada van creciendo poco a poco. Sin embargo, con el cuadro santista tendrá una difícil tarea. Aunque aún tiene aspiraciones para entrar a la Liguilla, el primer trabajo del uruguayo será recuperar la confianza de los jugadores, misma que se ha visto venida a menos en semanas recientes. La goleada que le propinó Tigres en la Concachampions y el posterior despido de Salvador Reyes no cayeron bien en la institución y a partir de estas base tendrá que comenzar a trabajar.

Para hacer una valoración completa de Almada deberán pasar algunas semanas, las cuales permitirán conocer su sistema táctico, su capacidad de gestionar el vestuario y las alternativas que pueda ofrecer.

¿Renacerá la ilusión de Santos?