¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿De dónde surgió el “eeeeeeh p*t*”?

Acá te dejamos la historia del origen del grito homofóbico
Daniela Rangel
Afición mexicana en el Mundial de Rusia. (Foto: Getty)

El portero tiene el balón, lo arroja por los aires y lo patea para que llegue lo más lejos posible de su área… En ese inter se escucha a la afición rival gritar “eeeeeeeeh” y cuando el vuela el esférico se oye un “puto”. Esa es la escena que protagonizan los seguidores mexicanos en cada despeje de un balón del arquero del equipo contrario.

Te recomendamos: América se une a Tigres para erradicar el “eeehh, puto” y ayudar a escuelas

Lo que se consideraba un simple momento diversión, pasó a ser una característica de las porras nacionales hasta llegar a calificarse como un grito homofóbico.

Para tratar de erradicarlo, durante los últimos años la FIFA ha aplicado fuertes multas a la Federación Mexicana de Futbol. Ninguna ha ayudado a que no se escuche más el “eh puto”.

Las medidas en contra del grito se hicieron más duras. Este 2019 el máximo órgano rector del futbol fue claro: si sigue presente en los estadios, además de el castigo económico, se suspenderán partidos, se jugarán a puerta cerrada y hasta perderán puntos que descendería a los clubes o dejaría fuera a la Selección de un Mundial.

¿En qué momento se llegó a esto? Sigue scrolleando para leer la historia.

Durante el Clásico Tapatío del 2003 se escuchó por primera vez. La Barra 51 le gritó eso especialmente a Oswaldo Sánchez pues estaban enojados porque confesó que estaba agradecido con Atlas por haberle dado la oportunidad de debutar en Primera División, pero su corazón era de Chivas.

De ahí pasó a niveles internacionales. La Selección Mexicana enfrentó a Estados Unidos en el 2004 durante el Preolímpico para los Juegos de Atenas. Durante este partido, que también se celebró en el Estadio Jalisco, también se gritó el cántico en contra del rival en varias ocasiones.

Muchos reclaman que son medidas extremas pues no es un insulto y otros tantos acusan de censurar algo que es meramente cultural pero aquí podemos ver que su origen si tiene tintes de insulto.

Antes de estos dos eventos, solamente se oía a la afición decir “eeeh… ¡PUM!”, grito que adoptaron del futbol americano. En los 80, durante los duelos de la Asociación de Futbol Americano Infantil de Monterrey, los fanáticos empezaron a decir esta frase en cada kickoff.

Y por si te lo perdiste, dale clic al siguiente video para ver qué tanto saben los mexicanos de la NFL