La Masia es considerada una de las canteras más exitosas en el mundo del futbol. De ahí salieron jugadores como Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Sergio Busquets, Sergi Roberto, Carles Puyol, Gerard Piqué y Lionel Messi, entre los más destacados.

Pero también hubo futbolistas que pintaban para ser las próximas estrellas y lo único que lograron fue salir del Barcelona por la puerta de atrás. Algunos de ellos fueron MunirDeulofeuSandroJonathan y Giovani dos Santos, entre otros. El último mencionado tuvo la inmejorable dicha de poder aprender de jugadores de la talla de Ronaldinho y la Pulga Messi.

Giovani Dos Santos, un talento mexicano que su papá echó perder

La calidad de Gio es indiscutible, hasta la fecha. El delantero mexicano es capaz de cambiar el rumbo de un partido a su favor, si se lo propone. Su carrera tuvo altibajos y en gran parte se debió a la vida que lleva fuera de las canchas.

Nadie tiene derecho a juzgar lo que una persona hace en su tiempo libre, pero en el caso del hijo de Zizinho, las fiestas y el alcohol marcaron su rumbo, uno que hoy lo tiene sin trabajo. Pero como dice el dicho “siempre hay un roto para un descosido” y Cruz Azul podría ponerse como propósito “revivir” al mayor de los dos Santos.

Con 29 años, Giovani dos Santos busca una oportunidad de oro en la Liga MX. Tras desvincularse del LA Galaxy en marzo pasado arribó a México con la intención de entrenar por su parte y prepararse para lo que viene.

Los rumores iniciales apuntaron a que América y Chivas estaban interesados en sus servicios, pero ninguno se ha confirmado aún. El que sí estaría dispuesto a ficharlo es el conjunto de la Noria.

De acuerdo con información de El Universal, Cruz Azul quiere concretar el fichaje del futbolista azteca para la siguiente campaña. La calidad que puede ofrecer el hermano de Jonathan podría llamar la atención de Pedro Caixinha y de Ricardo Peláez.

Cachan a Giovani dos Santos de fiesta con Julión Álvarez

El Torneo Apertura 2019 marcaría el debut de Giovani dos Santos en el futbol mexicano. El mexicano tiene todo para demostrar que puede comerse la liga y dejar atrás la crítica hacia sus gustos personales.