¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Jugador de Querétaro se arrastra durante una entrevista [Video]

Evadir una entrevista no es fácil, pero el portero Gil Alcalá de Querétaro lo hizo de manera magistral.

Los deportistas están más que acostumbrados a realizar entrevistas para los medios. Ya sea banquetera o bien planeada, ese es el pan de cada día para los que hacen el ejercicio de la comunicación y en muchas ocasiones pueden sufrir interrupciones por parte de personas que terminan por alterar el trabajo. Afortunadamente, también está esa gente que hace hasta lo imposible por respetar el momento de trabajo, justo como lo hizo Gil Alcalá, portero del Querétaro, de manera muy chusca.

La historia es así: en un video que ha salido a la luz, se puede ver que el técnico de los Gallos, Rafael Puente Jr., está dando una entrevista; sin embargo, una cámara se percata que atrás del entrenador ‘algo’ se mueve en el piso. Sí, era Alcalá.

El guardameta no quizo ser el culpable de que la entrevista se detuviera, por lo que decidió arrastrarse y rodar por el piso hasta llegar a un punto donde la cámara no lo podía enfocar. Con el objetivo cumplido, se levantó y se limpió la vestimenta. Así bien casual, ya saben.

Si no nos creen o tienen dudas de cómo se ve Alcalá arrastrándose, aquí les dejamos el video del momento exacto. Es para verlo una y otra vez. ¡Maestro!

No tienes suficiente nivel de libertad para ver este video. Apoya al software libre y actualiza.

Alcalá es el segundo portero de unos Gallos que comenzaron el Apertura 2018 con un empate más que afortunado contra Atlas, considerando que los Rojinegros pudieron llevarse la victoria, pero los postes y la mala fortuna/calidad frente al marco de Thiago Volpi lo impidieron.

El cuadro de Rafa Puente hará su debut en casa en la Jornada 2 ante un Pachuca que también llega con derrota, por lo que será la primera gran prueba ante su gente.

Gil seguro será utilizado en partidos de Copa MX o si Volpi sufre alguna lesión. Sin embargo, esta vez se ha llevado los aplausos por la forma tan magistral para no ser captado… o al menos para no interrumpir a su entrenador.