El organismo que rige el balompié en nuestro país es la Federación Mexicana de Futbol (FMF), organismo encargado en organizar los torneos, conformar Selecciones Nacionales y desarrollar árbitros. La Federación también tiene empleado y por ahora tiene demandas por 11 despidos injustificados de árbitros, quienes reclaman por su trabajo.

Uno de los 11 silbantes que acudieron a Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México, es Adalid Maganda, quien denunció que la Comisión de Árbitros le había dado de baja cuando Arturo Brizio le dijo negro, por lo que lo acusó de discriminación racial. Los 11 demandantes dieron a conocer a los jueces de la institución gubernamental que la FMF y la Comisión de Árbitros no se han acercado a ellos para llegar a un acuerdo.

“Sabemos que la Federación Mexicana de Futbol es un monstruo aquí, ellos nunca van a dar su brazo a torcer, y esperemos llegar a un acuerdo todos. Yo quiero que me reinstalen, que me devuelvan mi trabajo porque yo me lo gané en el terreno de juego”, declaró Maganda.

A través de sus redes sociales el mismo colegial publicó lo de la audiencia, además refutó que pronto espera regresar al trabajo que más lo apasiona: el arbitraje.

 

La audiencia fue con los abogados de la FMF y aunque no llegaron a un acuerdo se presentarán de nuevo en un mes, donde Maganda junto con los otros 10 silbantes tendrán respuesta a sus peticiones.

“Aplazaron la audiencia, que será el próximo 25 de octubre. Aún no (llegamos a un acuerdo). Mis abogados hablaron con los de la Federación Mexicana y con los del licenciado Arturo Brizio”, detalló.

Hay que recordar que apenas la semana pasada Adalid sufrió un intento de secuestro por parte de policías del Estado de México, quienes lo detuvieron por ser negro.

Exárbitro denuncia presunto “rapto” por policías del Estado de México [Video]