Hay ocasiones que el uso de clichés se vuelve imprescindible para salir avante de una situación. Hoy es una de esas. Jorge Valdano, futbolista argentino, dijo una frase que ha sido replicada miles de veces: “El futbol es la cosa más importante entre las cosas menos importantes”. Un argentino que había ganado la Copa del Mundo en México 1986 le dio, aparentemente, un lugar al deporte más popular del mundo.

En México hay tres temas en los que jamás podremos ponernos de acuerdo: religión, futbol y política. Y las últimas dos son las que nos tienen aquí. El segundo semestre del año tendrá en el Mundial y en las Elecciones Federales dos de los eventos más importantes de los próximos años en nuestro país.

Lee más: Mexicanos que asistan al Mundial de Rusia no podrán votar.

Si la Selección Mexicana avanza a Octavos de Final en Rusia 2018, jugaría el 2 de julio, un día después de que los ciudadanos salgan a depositar su voto en las urnas. Pero antes del momento cumbre hay otra situación en la que el balón y el sufragio se encuentran: el 20 de mayo, el día que está programada la Final de Vuelta de la Liga MX y el segundo debate presidencial.

El partido por el título del futbol mexicano estaba programado en un inicio a las 20:00 horas y el debate, que se realizará en Tijuana, a las 18:00 horas, así que la diferencia horaria que existe entre la ciudad fronteriza y el centro del país sería un impedimento. Por lo que el Instituto Nacional Electoral (INE) lanzó una propuesta a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) para modificar el horario o el día de partido.

La petición fue aceptada y la Final de Vuelta del Clausura 2018 iniciará a las 19:00 horas, por lo que se esperaba que el debate se retrasara una hora y así sucedió. Se ha informado que La Comisión de Debates aceptó modificar sus horarios y nos dará chance hasta de ver la premiación del campeón de la Liga MX, ya que el debate comenzará a las 21:30 horas.

Así es como hemos llegado al momento que jamás pensamos: una extraña conciliación en el futbol y la política. Ahora imploremos que el próximo verano solo sucedan buenas cosas para nuestro país. Y les recomendamos no beber en exceso durante la final porque si no van a llegar descompuestos a la permanencia voluntaria: el debate.