El futbol mexicano está en uno de sus momentos claves de cara al Apertura 2019, ya que en Cancún se está desarrollando la Reunión Anual del Futbol Mexicano, en la cual se define el destino de muchos jugadores y equipos, como se ha visto recientemente con Lobos BUAP y Bravos de Juárez.

Pese a que en horas recientes el tema central ha sido la incorporación del equipo juarense a la Liga MX, la gran ‘bomba’ estaría muy cerca de estallar en Cancún y no será gracias a algún refuerzo o equipo grande. El encargado de sorprender a todos sería Fidel Kuri Grajales, todavía dueño del Veracruz.

¿De dónde saca dinero Fidel Kuri Grajales?

De acuerdo al sitio mediotiempo, en la también conocida “Semana del Futbol” en México, ha comenzado a escucharse por los pasillos que Kuri tomó la decisión de finalmente sí vender a los Tiburones, como se llegó a rumorar semanas atrás.

Siempre según el sitio mencionado, Fidel Kuri ya habría dejado de ser dueño de Veracruz después de que vendiera sus acciones a una concesionaria, misma que tendría su base en la ciudad de Córdoba, en el estado del pacífico mexicano.

Según detalla la nota de la fuente referida, Fidel ha dejado de ser dueño mayoritario de los Tiburones y la duda que queda es saber en qué porcentaje vendió sus acciones. Es decir, si en su mayoría o solo una parte. Sea cual sea la cantidad de acciones, Kuri Grajales estaría muy cerca de ser el que tome las decisiones clave en el equipo del Puerto Jarocho.

Club Veracruz quita Seguro Social a sus trabajadores

El día 20 de junio es la fecha límite que indica el reglamento para establecer un cambio de directiva y será antes de ese día cuando Kuri firme todos los papeles para confirmar el cambio, según mediotiempo. Además, se pretende que la nueva directiva de los escualos sea presentada ante el resto de los dirigentes en cuestión de horas para su aprobación de cara al torneo que está por iniciar.

En las últimas horas, Fidel Kuri dio la cara para hablar de su equipo y de los pagos que se le reclamaban, parecía ilógico que pudiera suceder un cambio, pero al final eso estaría por confirmarse.