¡Veracruz es un completo carnaval! Y en estos momentos no es referencia a la ciudad, sino al equipo de futbol. Desde hace varias semanas, el cuadro de los Tiburones es un tema constante en el futbol mexicano y casi siempre es para mal.

Por si hacer las cosas mal dentro de la cancha -lo cual terminó con el descenso deportivo- no fue suficiente, el conjunto jarocho también está protagonizando capítulos de adeudos, declaraciones fuera de lugar de su dueño y demandas. Todos estos aspectos han acabado con la paciencia de Fidel Kuri Grajales, quien tuvo que recurrir a amenazar a sus propios jugadores para evitar más problemas con la justicia.

Jugadores de Veracruz no tendrán vacaciones

En entrevista con el sitio mediotiempo, el futbolista José “Palmera” Rivas dio detalles de cómo es la situación en Veracruz actualmente. La Palmera (que formó parte de los Tiburones y es uno de los jugadores que mantiene controversias contra la institución) aseguró que los futbolistas están en un ambiente de incertidumbre, pues no saben qué pasará con ellos e incluso recibieron amenazas por parte de Kuri.

“Sé que la semana pasada el señor (Fidel Kuri) fue a hablar con ellos y prácticamente fue a asustarlos, a amedrentarlos para que no hicieran lo que hicimos en nuestro caso de meter controversias”, señaló José Rivas, quien hace unos días intentó entrar a las instalaciones del club y fue sacado del lugar. Además, la Palmera agregó que el equipo le debe dos meses de sueldo a sus jugadores (con mayo serían tres).

¡Oficial! Veracruz consigue ser el peor equipo en la historia del futbol mundial

Estas controversias que se tienen contra los Tiburones les impediría ser parte de la Liga MX el próximo torneo. Pese a ya haber pagado los 120 millones de pesos, el cuadro del puerto deberá esperar hasta el 20 de mayo para saber cuál será su destino, ya que la empresa Ernest & Young tiene que avalar que las finanzas del equipo estén sanas y, para que esto suceda, Veracruz debe saldar el adeudo de 20 millones de pesos que se tiene con algunos jugadores (bono por la permanencia en el Clausura 2018) y pagar los cuatro millones 718 mil pesos de penalización que tiene con el club Montevideo Wanderes, asunto que también le costó seis puntos.

No hay duda, si se quiere ver cómo se hacen mal las cosas en una institución de futbol, Veracruz es el mejor ejemplo.