Megan Rapinoe alza la mano para ser vicepresidenta de Estados Unidos

La campeona del mundo en 2019 le ofreció a Joe Biden ser vicepresidenta de Estados Unidos en un futuro
(Foto: Getty)

El futbol femenil crece cada día más. Cada vez son más los países que lo profesionalizaron y seguro que en los próximos años muchos más se unirán para romper la brecha que aún permea en el mundo entre hombre y mujeres.

Te recomendamos: ¿Quién es Megan Rapinoe, la jugadora Anti Trump y leyenda de EEUU?

Existen cientos de jugadoras que hoy son el ejemplo a seguir de muchas niñas que sueñan con algún día patear un balón en un estadio profesional y ante la mirada de miles de espectadores. Y Megan Rapinoe es una de esas futbolistas que más ha peleado para que el balompié rosa tenga más derechos en el aspecto deportivo.

No satisfecha con sus logros, la mediocampista de 34 años planea hacer algo nuevo esta vez.

La campeona del mundo en 2019 y ganadora al premio The Best en ese mismo año, se dijo dispuesta a ocupar la vicepresidencia de Estados Unidos, en caso de que Joe Biden, candidato presidencial de ese país, gane las próxima elecciones.

El político, miembro del Partido Demócrata, es el único en la carrera para intentar destronar a Donald Trump de la Casa Blanca. Y en un Instagram Live, Megan Rapinoe se ofreció a ser parte de su candidatura.

“No quiero ponerte en una situación incómoda, pero creo que puedo jugar al fútbol y hacer esto al mismo tiempo. Si necesita una vicepresidenta, solo digo que estoy disponible para una entrevista. Podemos hablar de la logística y los detalles. Ponlo en tu lista”, expresó la futbolista en una charla con el fuera el vicepresidente de Barack Obama hace unos años.

En esa plática estuvo presente la mujer de Joe Biden, Jill, quien se tiñió el cabello de color púrpura en honor a Rapinoe.

Lo único que le respondió el político norteamericano a la jugadora fue que esta decisión supondría un recorte salarial para ella, en caso de pasar a la política.

Cabe recordar que anteriormente, Megan mostró públicamente su rechazo a las políticas de Donald Trump. Incluso se negó a ir a la Casa Blanca tras la obtención del último Mundial Femenil.

Y por si te lo perdiste:

Publicidad