Estamos en un momentos donde las violación a los derechos de las mujeres están a la orden del día, la inseguridad ataca a todas las personas, pero en esta ocasión a una futbolista. Macarena Sánchez es un mujer que durante su carrera ha luchado por la profesionalización del balompié femenil en Argentina, razón por la que recibió una amenaza de muerte.

Secuestran y asesinan a precursora del futbol femenil en México

A través de sus redes sociales, Maca (como se le conoce) publicó unas capturas de pantalla en donde reveló un mensaje que recibió en Instagram. Se lee un mensaje intimidante, acompañado de una fotografía que tiene muestra una imagen sosteniendo una pistola y un charco de sangre.

“Maca, hay muchas personas enojadas por tus denuncias (encontra de los manejos del balompié femenil en Argentina), hay bastante dinero por tu cabeza, vas a morir pronto”.

Macarena Sánchez acompañó las capturas de pantalla con estás palabras: “Desde que inicié la denuncia de público conocimiento no paro de recibir mensajes con insultos y agravios, pero todo tiene un límite”. En las imágenes se muestra el nombre del usuario que mandó el mensaje, hasta el momento las autoridades de Argentina no se han pronunciado al respecto.

La cuenta del agresor ha sido suspendida, después de que se hiciera pública la amenaza, pues varios usuarios lanzaron mensajes defendiendo a Maca.

La jugadora comenzó con su lucha ante las discriminaciones y exclusión de las mujeres en el futbol cuando fue despedida del equipo UAI Urquiza. En enero la dejaron libre a la mitad del torneo de Primera por su lucha por la igualdad de derechos, y no podrá ser contratada por otro club hasta que se abra el libro de pases a mitad de año.

“Liga femenil es caldo de cultivo de lesbianismo”, afirma directivo

A pesar de esto tiene como principal objetivo impulsar a que el fútbol femenil sea profesional en Argentina, cosa que aún no logra y se magnifica en todo Sudamerica. La juvenil es estudiante de la licenciatura en Trabajo Social, además es defendida por abogadas feministas que reclaman que los derechos de las jugadoras sean equiparados con los de los varones.

De esta forma una futbolista recibe amenazas de muerte por tratar de que el futbol sea profesional en su país.