“Uso lo que Dios me dio”: Carson Pickett, la jugadora profesional que no tiene una mano

La carrilera del Orlando Pride se está estableciendo como una de las mejores defensas en Estados Unidos
Imagen: Nora Ferraro

Se lleva a cabo una plática en el vestidor del Orlando Pride. Alex Morgan se lesionó el hombro en mayo  durante el duelo en Salt Lake City contra las Utah Royals y pese a que terminó el partido aguantando el dolor, cuando sonó el silbatazo final tuvo que ir a la enfermería para que se lo acomodaran.

“¡No me puedo lavar el cabello!”, grita Morgan desde las regaderas. “¡No puedo alzar mi brazo!”

Pickett, quien se encuentra cambiándose en el vestidor de junto, escucha a su compañera y le contesta de regreso: “Bienvenida a mi mundo”.

Todas se ríen.

La jugadora profesional Carson Pickett nació sin el antebrazo ni la mano izquierda y pese a que muchos podrían considerar que tiene una “discapacidad”, ella lo toma como una motivación, pues rápidamente se está convirtiendo en una de las mejores defensas de la National Women’s Soccer League (NWSL) (la liga profesional femenil de Estados Unidos).

“Controla lo que puedas controlar”, dice Pickett unas semanas después del partido ante las Utah Royals. Se encuentra explicando cómo se prepara mentalmente para afrontar los retos físicos y la forma en la que la ven las personas cuando la miran por primera vez. “La gente no te trata de la mejor manera o se te puede quedar viendo raro”, dice. “Pero la manera en la que tú trates a los demás es lo que va a trascender en el tiempo”.

Carson tiene 24 años y creció en la Isla Fleming, al sur de Jacksonville, Florida. Su mamá, Treasure, jugó basquetbol en la preparatoria, y su padre, Mike, practicó futbol soccer colegial, por lo que la pequeña se enamoró rápidamente del balompié. Según el diario The Guardian, desde que tenía cinco años la pequeña Pickett solía pasar horas practicando los pases con su papá, quien también llegó a ser su entrenador en su escuela y en su club.

Lee más: Los escándalos opacan el desarrollo del futbol femenil mexicano

Su excelente desempeño en el representativo de Florida State University, donde fue titular durante cuatro años y condujo a su equipo a ganar el primer campeonato de la NCAA Division I Women’s Soccer Championship de su historia – además de liderar una defensa que no admitió goles durante el torneo -, le valió ser escogida en 2016 por el Seattle Reign en el draft de la NWSL y con ello llegó al profesionalismo

“Nunca se me permitió decir que no puedo hacer las cosas”, explica. “Mis padres me han ayudado mucho y mientras crecía no me dejaban salirme de nada. Nunca he dicho “no puedo hacerlo, sólo tengo un brazo”. Ellos siempre me hacían intentarlo. Si me lastimaba, pues me lastimaba o lloraba, pero ellos siempre me hacían intentar aún estando nerviosa o espantada”, comenta Pickett, quien ganó tres títulos estatales con la escuela St. Johns Country Day School y fue elegida como la mejor jugadora del año 2012 en el estado de Florida por la marca Gatorade, en declaraciones recogidas por el portal Tallahassee Democrat.

Foto: Getty

Tom Sermanni, su coach en el Orlando Pride, dice que lo primero que notó de Carson es que no se hacía menos que las demás y que no era una carga extra. Hoy es una de las jugadoras más valiosas de su equipo.

Lee más: Manchester United por fin se animó a tener equipo femenil

“Es una futbolista muy buena”, comenta Sermanni. “En nuestro deporte necesitas usar todo el cuerpo para balancearte, mover las manos cuando corres, para cambiar de dirección, para chocar contra las demás jugadoras o incluso para protegerte, y que ella pueda hacer todo eso a este nivel con un solo brazo es realmente asombroso. Cuando la discapacidad sale a flote, ella tiene muy buen humor al respecto. Es sorprendente cuando la veo haciendo cosas. Es como, ¿y cómo te abrochas las agujetas?, las cosas que para otras personas no son ningún problema, para ella tampoco lo son. Ella es fenomenal.

Carson creció admirando a Mia Hamm y a su fantástica generación de compañeras. Las veía como su modelo a seguir y ahora hay gente que la admira a ella y que la ha seguido durante sus convocatorias a las selecciones Sub-17 y Sub-23 de Estados Unidos. “Mi sueño es jugar en la mayor, dice.

 

¿Lo conseguirá?

 

* Carson Pickett ha jugado en Seattle Reign, Brisbane Roar y Orlando Pride.

 

Fuente: The Guardian, www.tallahassee.com

Publicidad