¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Exjugador del Necaxa salió de prisión sin pagar fianza

El sábado pasado salió de prisión el exjugador del Necaxa Alejandro Molina, a quien se le acusa de no pagar fianza.

El sábado pasado se dio la noticia de que el exfutbolista del Necaxa, Alejandro Molina, abandonó la presión después de casi tres años que estuvo recluido en el CERESO de Aguascalientes después de golpear y provocar la muerte de un estudiante. Se dijo que Molina recuperó su libertad al pagar una fianza, pero después de unos días los familiares afectados dicen que nunca se pagó nada y salió gracias a la corrupción.

En agosto de 2015, Alejandro Molina y Luis Gorocito (de origen uruguayo), ambos jugadores en la plantilla del Necaxa en el 2015. Salieron de un bar ubicado en un centro comercial de Aguascalientes y bajo los influjos del alcohol golpearon a Luis Rodolfo Mariscal, estudiante que falleció tres meses después debido a las lesiones que le provocaron en la golpiza.

Tras los hechos se les encontró culpables, fueron detenidos y sentenciados a tres años con 11 meses de cárcel. Después de casi tres años, uno de los implicados, Alejandro Molina consiguió su libertad el pasado sábado después haber pagado una fianza de tres millones de pesos.

Sin embargo, existe mucha polémica alrededor del caso. El reportero Tlatoani Carrera de ESPN, aseguró que conforme iba avanzando el caso se fue reclasificando. Primero fue calificado como homicidio doloso y cambió a homicidio en riña, lo que hizo que la sentencia de Molina se redujera a dos años y 10 meses. Todo esto ha sido reclamado por los familiares afectados, quienes señalan que ha habido corrupción con los magistrado y jueces que tuvieron el caso.

De esta forma se dice que no se pagó ninguna fianza, solo se le redujo la sentencia. Ante la Fiscalía está tratando de ampliar la sentencia y que el exfutbolista vuelva a pisar la prisión. El caso del otro jugador, Luis Gorocito, es distinto, pues él sí tendrá que cumplir su sentencia de tres años y 11 meses.

Mientras tanto Alejandro Molina dejó Aguascalientes y el caso aún sigue abierto y está esperando lo que pasará con los daños económicos y morales que tiene que restituir.

Así que en Aguascalientes el caso ha sido muy sonado, pues no están conformes con la libertad del exfutbolista del Necaxa y quieren que regrese a prisión, ya que rumoran el caso fue favorecido.