Muy pocos lo recuerdan, pero antes de que el Necaxa se consagrará campeón del ascenso y consiguiera un boleto para la Primera División, un par de jugadores suyos estuvieron involucrados en una riña, todo por estar en estado de ebriedad. Uno de ellos es Alejandro Molina, quien debido a los golpes que otorgó a su víctima le provocó la muerte meses después. Es por ello que fue encarcelado en el penal de Aguascalientes y la madrugada de este domingo obtuvo su libertad bajo fianza.

Los hechos ocurrieron en agosto de 2015, cuando Alejandro Molina y Luis Gorocito (de origen uruguayo), ambos jugadores en la plantilla del Necaxa en el 2015. Salieron de un bar ubicado en un centro comercial de Aguascalientes, bajo los influjos del alcohol golpearon a Luis Rodolfo Mariscal, estudiante que falleció tres meses después debido a las lesiones que le provocaron en la golpiza.

Equipo de México estaría cerca de comprar al Valladolid de España

Tras la sucedido un juzgado penal de Aguascalientes determinó una sentencia de tres años y once meses a Molina y Gorocito, quienes fueron recluidos en el penal. Después de cumplir la mitad del tiempo de la sentencia, su abogado logró conseguir que el futbolista mexicano salga de la cárcel bajo fianza, así que a partir de la madrugada de este domingo recuperó su libertad. De inmediato el Fiscal General de Aguascalientes Jesús Figueroa Ortega señaló que intentarán impugnar la decisión del Juez.

“Como Fiscalía estamos conscientes que la pena es muy baja, sin embargo tendremos que hacerlo por los medios legales, y sobre ello es que las autoridades correspondientes deberán resolver si la pena estuvo adecuadamente aplicada, respeto totalmente la decisión judicial, pero consideramos que hay necesidad de impugnarla”, comentó el fiscal.

Mientras tanto, el otro futbolista Luis Gorocito no podrá abandonar la prisión por falta de dinero para poder completar la fianza, pues el pago que se le pide es de tres millones de pesos, así que el cumplirá su sentencia y saldrá hasta el siguiente año.

La madrugada de este domingo abogados y familiares de Alejandro Molina, se reencontraron en las afueras del cerezo de Aguascalientes. Los abogados explicaron que de este forma se cumple con la sentencia que se le interpuso. A pesar de esto, el fiscal que la condena se amplíe a 10 años.