Exjugador del Atlante narra que fue secuestrado en Cancún

El exfutbolista del Atlante, Reimond Manco cuenta que fue víctima de secuestro en Cancún.
Reimond Manco fue catalogado una de las máximas promesas del futbol peruano (Foto: Getty)

Hay muchas historias detrás del futbol mexicano que no salen a la luz porque suelen ser muy peligrosas y pueden tener repercusiones. En esta ocasión narraremos la del peruano Reimond Manco, exjugador del Atlante que contó que fue víctima de un secuestro en Cancún durante su estadía en el futbol mexicano.

Te recomendamos: Oribe Peralta abandonó el América por intento de secuestro en la CDMX.

En el 2011, el Atlante contrató Reimond Manco, quien llegaba como refuerzo estrella para conseguir que el equipo tuviera una alternativa a la ofensiva. Bueno, pues el jugador fue dado de baja dos meses después de haber llegado a México. El Atlante argumentó que el peruano había llegado al entrenamiento con aliento alcohólico y fingiendo un secuestro.

En una entrevista para DirecTV, el jugador contó lo que sucedió:

“Lo que pasó es que yo en aquel entonces era soltero y lamentablemente me metieron a mí. Me metí con alguien que no debía meterme y mejor dicho casi no la cuento. Todo fue cierto, ni modo que me meta un puñete yo solo y me rompa la nariz. pero ese problema ocurrió a la 1.30 de la mañana y a las 9 estaba agarrando mi vuelo de regreso a Lima”, mencionó.

El gran problema es que el Atlante ya había hecho efectiva la opción de compra, pero tuvo que echarse para atrás por la actitud del jugador. Nunca se comprobó, pero el jugador jura que todo fue real, mientras que la directiva del equipo decidió dar aviso a las autoridades para que comenzara con la investigación.

El Ministerio Público percató ciertas contradicciones en las declaraciones del delantero como el hecho de que no aparece nada registrado en la cámara de video a la hora que se presume ocurrió la privación de la libertad. Las autoridades le levantaron responsabilidades por mentir en su declaración y evitar que el club lo sancionara.

Los Potros le rescindieron el contrato y al no tener la posibilidad de fichar con otro club, Reimond Manco ingresó a un concurso de baile organizado por la televisión de Perú. Regresó al Juan Aurich y después tuvo problemas por llegar con signos de haber bebido días antes.

Te recomendamos:

Publicidad