¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Necaxa: un proyecto millonario que voltea al beisbol

El dueño del Necaxa, Ernesto Tinajero quiere ampliar su negocio para llegar al beisbol.
Ernesto Tinajero Necaxa (Foto: Pleyers)

En los últimos años el futbol se ha convertido en un negocio redituable, ya no solo es invertir por pasión, sino invertir inteligentemente. Es por eso que varios empresarios han decidido tomar un equipo de futbol como una empresa a largo plazo. Uno de ellos es Ernesto Tinajero, hoy propietario del Club Necaxa, quien tiene como principal negocio la compra-venta de jugadores en la Liga MX.

Te recomendamos: Los noventa hicieron al Necaxa un equipo grande y con la mejor afición.

La familia Tinajero es originaria de Piedras Negras, Coahuila, donde comenzó la historia de la empresa Cablecom en los años sesenta. El encargado de tomar las riendas del negocio familiar fue Ernesto, licenciado en Economía por la Universidad Anáhuac, que hizo que el consorcio también conocido Megacable se convirtiera en uno de los más grandes de México, ofreciendo los servicios del triple play (internet, televisión y telefonía).

Para 2007, la empresa ya se ubicaba como la cuarta más importante del país, con presencia en el Estado de México, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Coahuila, Campeche, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Querétaro y Tamaulipas. Ese mismo año Televisa adquirió parte de la empresa, todo para comenzar a dominar en el mercado y competir a Carlos Slim.

Sin embargo, Ernesto Tinajero tenía un pendiente: el futbol. Cuando tenía 19 años jugaba en las fuerzas básicas del América e incluso recibió una oferta y un contrato para comenzar su carrera como profesional, pero prefirió terminar sus estudios y encabezar la empresa familiar. Años después, esta decisión se convirtió en la más inteligente de su carrera.

Siguiendo con la idea del futbol, Ernesto comenzó a invertir en el negocio del balompié en 2012. Conoció a Guillermo Cantú y juntos compraron al Club Veracruz en la Liga de Ascenso MX. Un año después la Cámara de Diputados de Veracruz dijo no reconocer la compra y tuvo que regresar el equipo. Primer intento fallido. Después buscó hacerse del Querétaro y tampoco pudo. 

El 2013, resultó un año vital. La empresa Cablecom fue vendida en su totalidad a Televisa a cambio de 8 mil 550 millones de pesos, con ello la Familia Tinajero se iba de las Telecomunicaciones, pero comenzó un nuevo negocio. En la negociación con la televisora se hizo del Necaxa, equipo que en ese momento estaba en la Liga de Ascenso MX, pasando por un mal momento.

Necaxa Campeón Copa MX 2018

No fue todo, también compró acciones en Liberbank, convirtiéndose en la cuarta persona con más poder en uno de los bancos más importantes de España. 

Mientras que Televisa comenzó a delinear el proyecto conocido como: IZZI.

En el 2016, el Necaxa consiguió el ascenso a la Primera División con grandes jugadores que llegaron de Sudamérica. Caso de los chilenos Marcos González, Manuel Iturra y Felipe Gallegos. Además de los mexicanos Mario de Luna y Xavier Báez.

El éxito fue tanto que incluso se grabó una serie que lleva por nombre “Fuerza Necaxa”, la cual fue transmitida en Netflix y donde se retrata el día a día de la institución hasta su regreso a la Liga MX.

Ya en Primera División el negocio se amplió, el objetivo se convirtió en comprar barato y vender caro. En aquel equipo estuvieron Marcelo Barovero, Edson Puch y Jesús Isijara. Un año después fueron vendidos. Por los tres futbolistas el club recaudó poco más de 10 millones de dólares. El departamento de inteligencia deportiva liderado por Mario Hernández Lash dio resultados inmediatos, su objetivo: detectar talento.

Para el 2017, los Rayos adquirieron la carta del joven chileno Víctor Dávila por 180 mil euros. El delantero se convirtió en la sensación de la Liga MX, un año y medio después lo vendieron al Pachuca cambio de 10.6 millones de euros. ¿Un ejemplo más? Brian Fernández llegó de Argentina a Aguascalientes después de superar su adicción a la cocaína. Necaxa apenas tuvo que pagar 600 mil euros al Racing por su pase. 12 meses después lo vendieron a la MLS por 10 millones de billetes verdes.

Ernesto ha sabido invertir de forma inteligente y se ha rumorado que quiere comprar acciones en equipos de España, aunque hasta ahora no hay nada en concreto. Sin embargo, la visión de Tinajero parece que quiere ir más allá del futbol, por lo que ha decidido fijarse en el Rey de los Deportes: el beisbol. 

La familia Tinajero está en negociaciones para adquirir el 40% de los Rieleros de Aguascalientes, equipo de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB). La pregunta es: ¿podrá revivir a Rieleros en un deporte que no es tan redituable como el futbol? 

Te recomendamos: