Entrenadores de Cruz Azul se agarran a golpes

Dos entrenadores de los equipos inferiores de Cruz Azul, se agarraron a golpes durante su vista a Nuevo León.

Las cosas en Cruz Azul no andan nada bien, están casi eliminados de la liguilla, tienen problemas de indisciplina con el Gullit Peña y para acabarla regar se les suma uno más. Resulta que la visita a Nuevo León no le cayó nada bien al equipo cementero, pues dos entrenadores de los equipos inferiores no aguantaron sus corajes y terminaron agarrándose a golpes frente a sus jugadores.

El sábado pasado los equipos de la Máquina del Cruz Azul tuvieron que hacer el viaje a Nuevo León para enfrentar a los Tigres de la UANL. El primer equipo no pudo conseguir el resultado que esperaba y empató a dos goles, marcador que los dejó con muy pocas posibilidades de calificar a la Liguilla.

Leer Más: Tristemente, Cruz Azul y Atlante se hicieron chiquitos en el Estadio Azul.

Pero la verdadera noticia la dieron los equipos de categorías inferiores, en especial Roberto Pérez Loarca y Carlos Medina, técnicos de las filiales celestes Sub-20 y Sub-17. Ambas escuadras llegaron el sábado por la mañana a la instalaciones de los Tigres llamadas Zuazúa, en las cuales tendrían sus partidos.

Los primeros en salir al campo fue el equipo Sub-17 que enfrentó a los felinos el sábado a las nueve de la mañana, el marcador favoreció a los locales por 3-0, y el estratega celeste se fue expulsado al minuto 86.

Mientras el equipo Sub-20, saltó al terreno de juego a las 11:00 horas y de igual manera perdieron, pero en esta ocasión por 2-1. Tras los pésimos resultados, ambos equipos se dirigieron a los hoteles para comenzar el regreso a la Ciudad de México.

Según información de ESPN, todo el pleito inició cuando ambos equipos estaban comiendo. Pues los entrenadores Roberto Pérez Loarca y Carlos Medina, se comenzaron a mandar indirectas que fueron calentando el ambiente, pero todo terminó en golpes frente a los jugadores, quienes no sabían como reacciones frente a la escena que no podían creer.

Los altos mandos de la Máquina del Cruz Azul ya están enterados del altercado y todos estamos esperando las consecuencias que tendrá está indisciplina por parte de los entrenadores los equipos inferiores.