¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El autobús del Puebla se atoró en un túnel de la Ciudad de México

La Liga MX sigue con su exotismo, ahora el autobús del Puebla se atoró al arribar a la Ciudad de México.
Otto Zuloaga

El futbol mexicano es una de las ligas más exóticas del mundo, evidentemente nosotros no nos damos cuenta porque vivimos aquí, somos parte del folklore que adorna el balompié. Basta voltear a ver la tabla general del Clausura 2018 para darse cuenta que un equipo que pelea el descenso (Lobos BUAP) tiene un par de goles menos que el líder de la competición (Toluca) en el rubro de tantos a favor.

Pero la extrañeza no solo proviene de la forma en la que se patea la pelota en este lado del mundo, sino de todo lo que la rodea: estadios, aficionados, jugadores, tradiciones, cábalas, maldiciones, etc.

Lee más: ¿Qué es el Pacto de Caballeros?

Y justo hoy se juntaron dos ejemplos de caos y exotismo en México: la ciudad y el futbol. Pues el equipo de Puebla, que se enfrenará el próximo domingo a Pumas, se dirigía al Centro de Alto Rendimiento (CAR), donde practicaría previo a su compromiso correspondiente a la Jornada 15, cuando su autobús se quedó atorado en un túnel. Evidentemente todo sucedió porque el chofer no calculó las dimensiones de la unidad que manejaba.

A través de su cuenta de Twitter, los poblanos bromearon con la situación e informaron que llegaron a entrenar sanos y salvos, luego de mandar ampliar el túnel para que pudiera pasar el autobús.

Hay que recordar que las redes sociales del club camotero se han vuelto tema de conversación ya que no solo son de las más activas de los equipos de la Liga MX, sino las más mediáticas y chistosas. ¿Cómo olvidar cuando un perrito se convirtió en el community manager de La Franja?

Una vez pasado el susto, Puebla tuvo que poner manos a la obra ya que está pasando por un bache dentro del Clausura 2018 y su calificación a la Liguilla está en riesgo. Pero no será sencillo, ya que enfrente tendrán a los Pumas que están igual de necesitados de puntos y quedan tres jornadas para salvar el torneo.

Así es como culmina una historia más en la grandiosa Liga MX, con un autobús atorado en la ciudad y un par de equipos (Puebla y Pumas) que comenzaron el torneo de gran forma y lo terminarán sufriendo. Ni hablar, tenemos el futbol que nos merecemos.