El nombre de Tigres no deja de estar ligado a la delincuencia. Si hace unos días fue por todo lo sucedido en el Clásico Regio, en el que uno de sus seguidores salió lesionado y se mantiene en estado grave, ahora el gran protagonista es uno de sus jugadores, quien sufrió un robo millonario en su casa.

El futbolista afectado por los amantes de lo ajeno fue Eduardo Vargas, el delantero de los felinos. Por suerte para él, dentro de lo que cabe, es que el robo se perpetuó en su residencia de Chile y no en Nuevo León, donde vive actualmente.

Patrocinador de Tigres ordena que Tuca Ferretti NO llegue al Tri

De acuerdo a la prensa del país sudamericano, el hecho se llevó acabo en el condominio dentro de la Hacienda del Chicureo y la pérdida para Vargas rondaría entre los 50 y 70 millones de pesos.

Como es normal, la policía chilena se presentó en el lugar del robo para comenzar las investigaciones correspondientes, mientras que Eduardo ya fue notificado de lo sucedido y deberá esperar reportes para saber qué procederá después y si existe la posibilidad de recuperar algo de lo perdido.

Motociclista relata todo lo que pasó con el aficionado de Tigres

Pese a este problema en la cabeza, el delantero chileno parece que no tuvo mayor distracción, pues en su compromiso de Copa MX, ante Puebla, logró marcar el tercer gol de los cuatro que los felinos le asestaron a los poblanos, lo cual le sirve para seguir ganando confianza en la intención de ser parte del cuadro titular en mayor número de ocasiones.

Vargas vive en Monterrey desde inicios del 2017, cuando fue fichado por los Tigres. En el actual torneo (Apertura 2018) no ha tenido el protagonismo suficiente, pues de acuerdo a datos de la Liga MX, apenas ha logrado jugar un 33.33% de los minutos totales del certamen y solo dos encuentros de titular. Eso sí, ha podido colaborar con tres anotaciones y es recurrente cambio del Tuca Ferretti, aunque quizá no dude en buscar algo más si su posición de suplente se mantiene, aunque bueno, ese ya será tema cuando sea tiempo.