En el mundo del deporte las finales son las etapas que generalmente son las más esperadas. Siempre es agradable ver a los mejores equipos del torneo jugarse el todo por el todo para irse a casa como campeones.

Pero no siempre el que juega mejor es el que gana, cosa que amarga al equipo, lo cual empeora si las decisiones arbitrales influyen en que no levanten el trofeo de la victoria.

Y al parecer algo así le paso al Cruz Azul, puesto que el silbante que pitó la Final ante el Toluca correspondiente al Torneo Apertura 2008 se equivocó al no marcar un penal a favor de La Máquina, sentencia que quizá hubiera cambiado el rumbo del partido y con un resultado diferente.

Brizio trabajaría contra reglamento de la FIFA [Video]

“Fue mi primera Final y reconozco que me equivoqué. Haciendo un análisis, no era el árbitro adecuado para esa Final”, confesó Roberto García Orozco para el programa Agenda FOX Sports.

Corría el minuto 73 en Estadio Nemesio Díez, cuando César Villaluz entraba al área de los Diablos buscando un balón, pero antes de que pudiera tener oportunidad de pelear por él, José Manuel Cruzalta llegó a defender su área con la pierna levantada, dándole un rodillazo a la cabeza del rival.

Ambos jugadores fueron atendidos, sin embargo, solo Villaluz fue llevado de emergencia al hospital. García Orozco no sancionó la falta que pudo hacer crecer la ventaja que ya tenían los Celestes.

La utilización de la videoasistencia durante este Clausura 2019 ha causado muchas decisiones polémicas, pero el árbitro aseguró que en aquel entonces lo hubiera ayudado mucho: “Si hubiéramos tenido el VAR en ese momento, nos hubiera solucionado la vida”, resaltó.

Ahora con 44 años aceptó que tuvo una buena temporada pero que solo fue elegido porque no había alguien mejor que él, puesto que los calificados estaban siendo capacitados para una Copa del Mundo.

“Yo era un árbitro que venía haciendo bien las cosas y obviamente me premian con esa Final porque los árbitros experimentados no estaban en México. Armando Archundia y Marco Antonio Rodríguez estaban en un seminario para un Mundial y en ese momento era el mejor calificado y se me dio la Final“, explicó.

Debido a su inexperiencia, no fue fácil superar la difícil situación pero lo ayudó a crecer.

“Fue un impacto fuerte en mi carrera, y que afortunadamente logré sobreponerme; pero fue algo que te marca y para que te quites esa etiqueta es muy complicado”, dijo Roberto García Orozco.