Las Semifinales del Apertura 2018 comenzaron en Monterrey. Los Rayados recibieron al Cruz Azul en el Estadio BBVA y los capitalinos llegaban como el gran favorito, pero lo visto en la cancha dejó mucho qué desear. La Máquina se vio perdida todo el tiempo y los regios demostraron que mantienen el buen ritmo que les permitió eliminar a Santos.

A Monterrey le bastó un gol al minuto 4 para sentenciar el partido. El tanto de Rodolfo Pizarro al parecer fue tan fuerte que el equipo de Caixinha nunca respondió. Se vio superado siempre en intensidad y la claridad nunca llegó. Lo más cercano que estuvo de la meta de Marcelo Barovero fue un cabezazo de Elías Hernández que el guardameta mandó a tiro de esquina.

Por supuesto, el mal juego de Cruz Azul generó varias reacciones en internet. Desde comentaristas y periodistas deportivos, hasta aficionados, no dejaron pasar el momento para opinar sobre el juego de La Máquina y el saldo no fue muy favorable.

El encuentro de los azules fue tan mediano que incluso algunos recordaron a Paco Jémez cuando estuvo en el banquillo celeste.

Visto el partido y pese a la derrota, parece que Cruz Azul salió muy vivo de Monterrey, y es que un solo gol es muy remontable. Sin embargo, los aficionados celestes dividieron opiniones en cuanto al partido. Por un lado, algunos lamentaron el resultado y el escepticismo ya se hizo presente.

En contraparte, y como era de esperarse, también salieron los celestes que no pierden las ganas de ver a su equipo campeón, pues es complicado ver dos partidos seguidos tan inoperantes de Cruz Azul, ¿no?. “Perdieron la batalla pero no la guerra”, así se pueden leer.

Y lo cierto es que, como dicen varios aficionados, a esta serie le faltan 90 minutos. Sin embargo, hay que recordar que Rayados así inicio en los Cuartos de Final: 1-0 sobre Santos y en la vuelta un contundente 2-0. Además, si los regios anotan un gol en el Estadio Azteca, obligan a que La Máquina haga tres.

Hoy más que nunca parece que el sueño de algunos fanáticos azules se va, pero seguro se aferrarán hasta el último momento. ¿Podrá su equipo corresponderles como quieren?