La mudanza de Cruz Azul al Estadio Azteca ha sido todo un dolor de cabeza para los directivos, han tenido que perder dinero y hasta patrocinadores con tal de jugar en el coloso. El torneo pasado fue el último de la Maquina en el Estadio Azul, esto debido a que se terminó el contrato de renta con los propietarios del inmueble y no hubo renovación por el alto costo que implicaba.

Varios aficionados han manifestado su descontento por jugar en el mismo estadio que su rival el América, pero no hay otra opción en lo que se evalúa la construcción de una nueva casa. Los directivos del Cruz Azul tuvieron que negociar un contrato de renta para ocupar el Estadio Azteca, solo había una restricción: tenían que respetar los patrocinadores del inmueble y del América.

Cruz Azul exige quitar el logo del América del Estadio Azteca

Esto resultó un gran problema, primero porque la empresa cervecera que los patrocinaba (Tecate) tenía espacio en la playera y en zonas del Estadio Azul. Sin embargo, en el Estadio Azteca los derechos los tiene Corona, así que no podían cambiar. La directiva intentó negociar con los americanistas para borrar algunas marcas, pero no se pudo. Es por ello que tuvieron que romper con Tecate.

No fue el único patrocinador que perdieron, también se les cayó Refresco Pascual, quien pagaba a la Máquina por aparecer en la playera y tener presencia en el estadio. Tuvo que terminar con ellos y acatarse a las nuevas reglas que interponen los el América en el Estadio Azteca.

Todo esto significó pérdida de dinero para el equipo, pero también tendrán una playera más limpia y sin menos marcas. Así se pudo apreciar este martes en la presentación del nuevo uniforme que portarán en la Temporada 2018-2019 de la Liga Bancomer MX.

El equipo sorprendió con el tercer uniforme, pues es de color rojo y podrán utilizarlo en algunos partidos que ellos lo decidan. En dicha presentación el presidente Billy Álvarez mandó un mensaje al equipo y aficionados, “que siga viva la ansiada ilusión”.