¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Aseguradora pagó a dirigentes de Cruz Azul por finales perdidas

Los dirigentes del Cruz Azul se beneficiaron de finales perdidas, pues cobraron seguros.
Guillermo Álvarez Cruz Azul (Foto: Internet)

Ha surgido una nueva polémica en el futbol mexicano, pues algunos dirigentes han recurrido al lavado de dinero para beneficiarse económicamente. En esta ocasión las investigaciones de las autoridades apuntan a los directivos del Cruz Azul, quienes habrían recibido dinero de una aseguradora por cada final perdida en la Liga MX.

Te recomendamos: América y Cruz Azul se pelean por este futbolista.

Así como lo leen, los directivos de Cruz Azul han cobrado un seguro millonario por cada final perdida. Es decir, a ellos no les afecta que la Máquina pierda, sino todo lo contrario. Todo esto fue revelado por una investigación periodística hecha por Eje Central, quien relata que los directivos crearon una empresa para un supuesto lavado de dinero en las Islas Caimán.

El medio cita: “Guillermo Billy Álvarez Cuevas, director general de la Cooperativa; su hermano Alfredo Álvarez Cuevas, exdirector comercial, y Víctor Garcés, exdirector jurídico, el 30 de noviembre de 1992 constituyeron en Islas Caimán —un país considerado como paraíso fiscal— una reaseguradora que llamaron Blue Eagle Re. A través de esta empresa aseguraron los activos más importantes de la cementera: el Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul”.

Se incluyen operaciones fraudulentas, pues con la empresa Blue Eagle Re, los dirigentes mencionados lograron asegurar al equipo de futbol. Las cláusulas de dicho contrato dictaban que si el Cruz Azul era campeón, la reaseguradora debería pagar un millón de dólares. “Pero si no alzaba la copa, la póliza de 40 millones de dólares que pagaba la Cooperativa al año, quedaba en la propia compañía creada por los hermanos Álvarez y Víctor Garcés en las islas caribeñas”.

Las finales perdidas no resultaron ninguna pena para los directivos, pues esto inflaba sus ganancias en las Islas Caimán. No fue todo, pues la empresa constituida por los dirigentes, tuvo el privilegio de no pagar impuestos de 1993 a 2008. Todo esto quedó documentado por Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) con información obtenida por el diario alemán Suddeutsche Zeitung.

Después contrataron a Glacier Reinsurance, una empresa con sede en Suiza, la cual aseguró a Blue Eagle Re, esto para cubrir al Club Deportivo Cruz Azul por un año, el cual incluía dos torneos. “La póliza les pagaba a los directivos entre uno a dos millones de dólares, dependiendo de los puntos que alcanzaba el equipo en cada torneo por separado”.

Este es el negocio que los directivos del Cruz Azul han hecho del equipo, todo esto detrás de las finales perdidas.

Te recomendamos: