No ha terminado el torneo Apertura 2018 de la Liga Bancomer MX y varios equipos ya comienzan a buscar refuerzos de cara al próximo campeonato. Uno de ellos son las Chivas, club que ya tiene un buen rato dando penas en México, sus directivos buscan revertir el mal momento y analizan contratar a jugadores que están en el futbol europeo.

Chivas podría descender en 2020

La idea es reforzar varios sectores que el entrenador José Saturnino Cardozo considera que son endebles, uno de ellos es la defensa central. Por ello la directiva tiene en mente el nombre de Antonio “Pollo” Briseño, mexicano que milita en el Feirense de la Primera División del futbol de Portugal y que la está rompiendo.

Las intenciones del Guadalajara ya hicieron eco en Portugal, los directivos del cuadro europeo desean mantener en el equipo al Pollo, pues es el hombre líder de la zaga defensiva. Según el diario A Bola, las Chivas planean contratar a Briseño ante el cercano retiro de su capitán Carlos Salcido, aunque también tienen en mente a César Montes.

A los directivos de las Chivas no les importaría que Antonio Briseño haya sido formado en las fuerzas básicas del Atlas, la idea es reforzar con jugadores buenos, bonitos y baratos. El Pollo es la opción, pues su carta es más viable que la de César Montes, jugadores de Monterrey que es considerado una de las joyas del futbol mexicano.

Chivas asegura su primer fichaje para el Clausura 2019

Briseño fue capitán en la Selección Mexicana Sub-17 que fue campeona de la Copa del Mundo en 2011. Debutó en el Atlas, lo compró Tigres, equipo que los prestó a: FC Juárez, Veracruz y Feirense.

Su contrato con el equipo portugués termina en junio de 2019, pero el Guadalajara lo quiere para enero, por lo que el Feirense buscará la manera de retenerlo. Aún no se le ha preguntado al jugador si quiere regresar a México y cortar su carrera en Europa para jugar con el odiado rival.

¿Será una posibilidad de las Chivas? O la directiva está creando rumores para que la afición se ilusione, porque el torneo pasado también se dieron muchos nombres, pero ninguno llegó. Chismes y nada más.