Bien dicen que no hay quinto malo, es decir que hay que intentar muchas veces hasta que el plan funcione. Es la idea de Carlos Peña, futbolista mexicano que en el último año ha sido señalado por ser problemático. Bueno, pues una noticia apunta a que el Gullit recibirá una nueva oportunidad en la Liga MX, pero ahora con el equipo purépecha.

Te recomendamos: Gullit hace un Gullit: Lleva una semana ‘desaparecido’.

El centrocampista mexicano de 29 años tiene toda la intención de recuperar su nivel, por lo que quiere regresar a la Liga MX. Según informes de MARCA Claro, Monarcas Morelia es el equipo interesado en tenerlo como refuerzo del torneo de Apertura 2019, las negociaciones ya comenzaron y en los próximos días se podría hacer oficial el fichaje.

Gullit Peña dejó ir la oportunidad de fichar por un histórico de Europa

En los últimos meses, Carlos Peña se enroló con el GKS Tychy de la Segunda División de Polonia, donde no pudo debutar porque su visa de trabajo no llegó y después no se presentó a la pretemporada, pues argumentó que su salario no había llegado completo. Por lo que él podía romper el contrato en cualquier momento. Por lo que no tendría problemas para regresar a México.

Algunos jugadores de Monarcas Morelia ya hablan acerca de su posible llegada, todos lo ven con buenos ojos y esperan que pueda sumar:

“En cuanto a lo deportivo que es lo que he visto del ‘Gullit’, me parece que es un excelente jugador, creo que de estar bien en lo físico pudiera llegar a aportar mucho al club”, apuntó Sebastián Sosa.

No fue el único que habló, pues el mediocampista, Aldo Rocha también habló de la posible llegada del Gullit:

“Yo creo que al ‘Gullit’ siempre en lo futbolístico lo he respetado, lo he admirado; me tocó compartir vestidor con él y para mi fue importante porque me ayudó en muchísimas cosas, si él viene acá estaría contento, agradecido y dispuesto a apoyar”.

Hay que recordar que en los últimos torneos, Carlos Peña abandonó al Cruz Azul y al Necaxa por su problemas de alcoholismo. Tiene por lo menos 7 meses sin jugar un partido de futbol profesional.