Es difícil conocer los gustos de cada uno de los árbitros que participan en el futbol mexicano, pero hay unos que tienen tanto fanatismo que cuando pitan un partido aprovechan para lucir lo aprendido. Francisco Chacón, es un silbante mexicano que ha sido controversial a lo largo de su carrera y ahora suma una acción más, pues ha llevado temas taurinos a la cancha.

Quizá muy pocos se han dado cuenta de las acciones de Chacón, pues los gestos y movimientos de manos que los árbitros hacen en la cancha no son apreciados en la televisión, pero alguien se dio cuenta y pidió que lo enfocaran. En los últimos partidos que Francisco ha pitado ha decidido terminarlos de una manera singular.

Brutal agresión a árbitro en la Europa League [Video]

Cada que va a dar el silbatazo final del juego, aprovecha para hacer un movimiento peculiar con su mano derecha, el cual emula a los toreros en las plazas cuando hacen un paseo, una acción para torear al animal.

Esto se debe al gusto por las corridas taurinas que Chacón tiene, incluso antes de que comenzara a finalizar los partidos de esta forma, se supo que ha estado metido en la tauromaquia. En febrero de 2013, el árbitro aprovechó sus relaciones con las autoridades municipales de Salvatierra, Guanajuato, para promover la tradicional Corrida de La Candelaria.

Árbitro mexicano muere en accidente automovilístico

El silbante es nacido en Irapuato, heredó su gusto por la Fiesta Brava de sus padres, por ello es que ha apoyado cuando se realizan eventos de este tipo en su estado. Su afición por las corridas de toros la ha llevado a las canchas, con un cierre particular en cada una de sus actuaciones en la Liga Bancomer MX.

Francisco Chacón ha tenido una carrera llena de polémica. Primero se reveló un video en donde habla de la forma en que él actuaba en la cancha con los equipos regiomontanos. Además, se le recuerda por ser uno de los árbitros coquetos, pues cuando salía a calentar aprovechaba para mandar besos a varias chicas que se encontraban en las gradas, no solo eso, también les cierra el ojo y parece ser todo un galán en las sedes del futbol mexicano.