Liga MX: nuevos técnicos, la paciencia y el regreso de viejos conocidos

La dirección técnica de un equipo es una de las sillas más calientes que puede haber y en México esa presión incluso es mayor. Los torneos cortos han hecho que...

La dirección técnica de un equipo es una de las sillas más calientes que puede haber y en México esa presión incluso es mayor. Los torneos cortos han hecho que las directivas busquen resultados rápidos y si estos no llegan, el despido es inminente.

En el actual Apertura 2017 el desfile de DT’s cesados se ha ido incrementando al paso de las jornadas, siendo Eduardo “Chacho” Coudet el último en sumarse, después de que los Xolos de Tijuana le dieran las gracias tras un “acuerdo en común”, según se podía leer en el comunicado emitido por el cuadro fronterizo.

Con su salida, Coudet se convirtió en el octavo técnico que dejó a su equipo este certamen, con lo que el Apertura 2017 ya tiene el distintivo de ser el torneo corto con más despidos de entrenadores (junto al Apertura 2011). Al del Chacho se debe agregar los nombres de José Manuel de la Torre, Juan Antonio Luna, Jaime Lozano, Francisco Palencia, Sergio Egea, Rafael García y Javier Torrente.

Si bien el número de salidas ya es un punto relevante a señalar, hay otro factor en común en varios de ellos: las caras nuevas. Sí, por mucho tiempo se señaló que en México las oportunidades siempre llegaban para los mismos entrenadores, pero en este torneo el molde, al principio, se rompió. Sin embargo, el gusto duró poco.

Si quitamos al Chepo de la Torre y Juan Antonio Luna, el resto de los nombres era relativamente nuevo en el balompié azteca. Unos de ellos incluso ya habían dejado buenas sensaciones, como fue el caso del Jimmy Lozano, quien tomó a los Gallos y lo hizo un equipo muy competitivo, para su mal, la paciencia y los resultados positivos no intercedieron por él y ahora está sin trabajo.

¿Cuál fue la solución de estos equipos qué cesaron a sus técnicos? La misma de hace muchos años: darle trabajo a los entrenadores “comprobados”, por esta razón ahora Enrique Meza (Puebla), Luis Fernando Tena (Querétaro) y José Saturnino Cardozo (Veracruz) tienen trabajo de nueva cuenta. A ver cuánto dura el gusto esta vez.

Muchos podrán decir: “se les dio la oportunidad a las nuevas caras. No funcionaron”, y es cierto, pero quizá la se debió seguir por el mismo camino. Así como se necesitan futuras estrellas en la cancha, también es necesario nuevos técnicos. Aunque el futbol mexicano no sabe de esperar y eso así seguirá siendo.

Publicidad