Aunque a muchos le cueste trabajo aceptarlo, el futbol en Norteamérica va en crecimiento. La expansión que ha tenido la liga de Estados Unidos (MLS) en los últimos años la convierte en un mercado que seduce a cualquiera. Y la Copa Libertadores podría ser su próximo destino.

Primero fueron nombres de jerarquía, como Pirlo, Kaká o David Villa. Y ahora son jóvenes que buscan explotar su juego en tierras estadounidenses para posteriormente dar el salto al viejo continente. Todo eso, aunado a la infraestructura y el poderío económico, hicieron que la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) tuviera que iniciar negociaciones para una posible integración a la Copa Libertadores del 2020.

México a un paso de volver a Copa Libertadores

De acuerdo con información del medio brasileño, Globoesporte, la MLS haría su debut en el torneo más importante del continente americano para el año 2020. Las negociaciones van por buen término y hasta se dijo que la Conmebol ya arregló el tema de los patrocinadores. Los contratos comerciales recién firmados vaticinan la oportunidad de ampliar el número de equipos participantes, que en este caso vendrían de Norteamérica.

https://twitter.com/ESPN_JorgeRamos/status/1051969996631527425

Y eso también incluye a la Liga MX, quien desde 2016 no participa en una Copa Libertadores. Pero aún no hay que cantar victoria. Pese a que las conversaciones apenas iniciaron y van bien, aún hay varios temas por tratar.

Pumas Copa Libertadores Los Pleyers

Pumas en la última edición de Copa Libertadores que estuvo México. (Imagen: Getty)

Si de algo se quejaron mucho los equipos de la Liga MX es de la larga distancia que tuvieron que recorrer para poder disputar sus compromisos. También se tiene que ver el formato del torneo o el número de plazas que se le pueden otrogar a cada país. Y lo más importante: el calendario. El gran motivo por el que México (según) decidió hacerse a un lado.

Liga MX y MLS podrían unirse para crear una liga

Para la MLS sería su primera vez en el torneo continental. Mientras que la Liga MX busca volver tras 18 años en los que dejaron tres finales y muchos pasajes memorables. Y no cabe duda de que sería más atractivo reunir a las dos potencias de Norteamérica con lo mejor de Sudamérica.

La propuesta ahí está. Luce como un ganar ganar para todos los involucrados, pero aún hay camino por recorrer.