Después de que La Jornada publicara una nota donde se daban a conocer un supuesto código discriminatorio el cual debía seguir las jugadoras mexicanas si querían ser integrantes de la Primera División Femenil de México, La Liga MX Femenil negó la existencia de dichas restricciones.

A través de un comunicado de prensa, la institución explica que las liga femenil debe cumplir con los códigos de ética de la Federación Mexicana de Futbol, algo que también sucede con el torneo varonil y el Ascenso MX.

 

“En el reglamento de competencia no existen disposiciones que limiten por preferencia sexual, religión y otra circunstancia discriminatoria el derecho a formar parte de las competencias…”, se lee en el comunicado.

También aseguran que al registrar a una jugadora en competencias oficiales, esta tiene como derecho un seguro médico, dado por cada club, que resguarde su salud dentro y fuera de la cancha.

“La Liga Femenil se encuentra en desarrollo y el tiempo irá mostrando su crecimiento en todos los aspectos”