Un tema muy criticado en México es el poco apoyo que se les da a los futbolistas nacionales, dándole prioridad a jugadores extranjeros, quienes generalmente tienden a llevarse los reflectores en cada torneo. Esta es la razón principal por la que los atletas deciden emigrar a otros países, y aunque el sueño siempre es Europa, algunos llegan a ligas más pequeñas o poco conocidas con tal de ser protagonistas y tener constancia en su juego.

Ejemplo de ello fueron cuatro compatriotas, quienes este sábado se convirtieron en campeones de la Liga de Concacaf con el Herediano de Costa Rica, tras vencer al Motagua de Honduras, con marcador global de 3-2. Checa el historial de cada uno:

Futbolistas poniendo a México en lo alto… ¿de Centroamérica?

Omar Arellano

Nacido en Guadalajara, Jalisco, con 31 años, ya pasó por Pachuca, Chivas, Rayados, Toluca y los Leones Negros. Con los Tuzos ganó el Clausura 2006 y 2007 de la Liga MX, además de la Copa Sudamericana y la Copa de Campeones Concacaf; con el Rebaño se llevó el Interliga 2009.

Édgar Gerardo Lugo

Originario de la Ciudad de México, el futbolista de 33 años ha estado en las filas de Cruz Azul, Puebla, Monarcas, Santos Laguna, Tigres, Veracruz y Querétaro. Levantó la Copa MX con los Universitarios (2014), Tiburones (2016) y los Gallos (2016); con los de Zuazua también ganó la Liga MX en el 2015.

Antonio Pedroza

Aunque es el primer logró que puede presumir, el joven de 27 años ha sido más internacional, además de jugar con Chiapas, Morelia, Cruz Azul y Toluca en México, también lo hizo con Crystal Palace en Inglaterra, Olmedo de Riobamba en Ecuador y es la tercera vez que está con el Herediano.

Aldo Magaña

Con 22 años ya jugó para León y Celaya FC; asimismo estuvo con el Guadalupe FC en Costa Rica.

El extra… Jafet Soto

Aunque el director técnico del equipo es tico, en su época de futbolista pasó por el Morelia, Atlas, Pachuca, Puebla y Tecos.

Tuvieron que pasar 97 años para que el Herediano pudiera levantar un trofeo internacional. Tras ganar la Liga Concacaf, obtuvo su boleto para la Liga de Campeones de la Concacaf y así enfrentar a los campeones de México y Estados Unidos.