Quien iba a decir que Gerardo “Tata” Martino iba a tomar las riendas de la Selección Mexicana para darle la oportunidad a jugadores naturalizados. Jugadores como Rogelio Funes Mori y Julio Furch dijeron que si se les presentaba la oportunidad, la tomarían sin pensarlo.

Y como ahora todos quieren formar parte del Tri no podía faltar en la lista el máximo goleador de la Liga MX. El delantero que lleva 12 goles en la misma cantidad de partidos con la casaca de Lobos BUAP quiere una oportunidad con una selección de renombre. Leonardo Ramos quiere dar de qué hablar hasta con el combinado nacional.

El Ascenso MX surte jugadores a la Selección Mexicana

El delantero argentino de 29 años aseguró en una entrevista para la Agencia EFE que si llega a recibir un llamado por parte del Tata Martino aceptaría con todo gusto.

“México es una selección de renombre y un país que me ha recibido de la mejor manera. He planificado mi vida para pasar bastante tiempo aquí, mi esposa está embarazada y haciendo trámites para registrar a mi hijo y sacar nuestra carta de naturalización. Si el tri me llama, aceptaría con gusto”, comentó.

Leonardo Ramos Lobos BUAP Los Pleyers

Leonardo Ramos celebrando uno de sus goles. (Imagen: Imago7)

Leonardo Ramos es el salvavidas de Lobos BUAP desde la campaña anterior. Cada anotación de él es una regañada para aquel empleado del Veracruz que no se hizo cargo de completar el papeleo para que el sudamericano fuera fichaje de los Tiburones Rojos. Al final su destino estaba en Puebla y no en el puerto jarocho.

“Me arreglé con el Veracruz, sólo esperaba el envío de contrato. Cuando pasaron 72 horas sin noticias me enteré de que despidieron al entrenador y se manejaban dobles contratos en esa institución. Me quedé varado y con la idea de que jugar en Primera División sería imposible”, explicó.

Louis Van Gaal pudo ocupar el lugar del Tata Martino en el Tri

Con nueve años como futbolista profesional, Leonardo Ramos suma 98 goles y dice sentirse a gusto con la forma de trabajar de Francisco Palencia.

“Trabajamos todos en un mismo sentido y basados en el esfuerzo general. Pasé por Grecia, Argentina, Chile y Japón y en todos lados tenía el don de adaptarme rápido. Para mí la portería es igual en cualquier lado del planeta, pero hay lugares donde te sientes mejor”, confesó.