Lenia Ruvalcaba aseguró medalla al posicionarse en la final de judo, pero faltaba que diera el gran golpe: la medalla de oro, así como ya lo había conseguido Amalia Pérez, en el mismo día.

En la categoría de -70 kg, la judoca azteca logró someter a su rival, la anfitriona Alana Martins, por 15 segundos y así obtuvo la presea áurea, en los Juegos Paralimpicos de Río 2016. Con su victoria, Ruvalcaba subió a lo más alto del podio y entonó el himno nacional.

Para México ya son cuatro medallas de oro las que se lleva en la justa, más una de plata y otra de bronce, que le permiten colocarse en el sexto lugar del medallero.