Imaginen por un momento a Nick Diaz, sentando previo a un combate en Las Vegas dentro del octágono del UFC, mientras le ponen el vendaje en una de sus manos en la otra sostiene una pipa con su rostro grabado. Algún miento de su staff le acerca un cerillo encendido, mientras él se lleva el artefacto a la boca para, posteriormente, inhalar el humo de la marihuana quemándose. ¿La Comisión Atlética de Nevada debería castigarlo?, quizá en un futuro cercano no lo haga.

Apenas en noviembre pasado, durante las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, el estado de Nevada también votó a favor de la legalización de la marihuana, por lo que la Comisión analiza la opción de eliminar a esta hierba de la lista de sustancias prohibidas en los deportes que regula.

Será este viernes cuando se someta a un análisis el tema durante una audiencia y donde podría darse el voto a favor de esta polémica decisión.

Anteriormente el estado de Nevada era uno de los que aplicaba fuertes castigos y sanciones a los peleadores que daban positivo con la cannabis, siendo quizá el caso más sonado el de Nick Diaz, quien fue suspendido por más de un año y medio.

Aunque esta decisión sea aprobada, faltaría conocer cuales serían las posturas que tomen las promotoras y empresas de boxeo y artes marciales mixtas como el UFC o Bellator, además tendrían que pasar al rededor de tres meses para que esta determinación tenga efecto dentro de los eventos que ya se planean.

Tendremos que esperar a este fin de semana para saber si en los grandes eventos de boxeo y artes marciales mixtas que reciben Las Vegas no solo el humo de las máquinas darán la bienvenida a los peleadores, si no también el de los porros forjándose tras bambalinas.