Klinsmann percibió 3.3 millones de dólares y eliminó a EEUU del Mundial

Hay que recordar que Jürgen Klinsmann, llegó como entrenador de la Selección de los Estados Unidos con el objetivo de revolucionar y elevar el nivel del futbol del país, llegó como una...

Hay que recordar que Jürgen Klinsmann, llegó como entrenador de la Selección de los Estados Unidos con el objetivo de revolucionar y elevar el nivel del futbol del país, llegó como una solución, se fue con mucho dinero en su bolsillo y comenzó el declive de una Selección que terminó por no calificar al Mundial de Rusia 2018. Los reportes financieros de la Federación de Futbol de los Estados Unidos (USSF) reportan que en el último año el alemán cobró 3.3 millones de dólares, el salario más alto en la nómina de la organización.

El entrenador alemán cobraba al año la cantidad 3.3 millones de dólares, Klinsmann fue contratado como estratega de la Selección de los Estados Unidos en 2011 y lo cesaron de su cargo en noviembre de 2016. En su último año con el representativo sufrió para calificar al hexagonal final, perdió los primeros dos partidos y le dieron las gracias, aún así cobró lo acordado.

Lee más: Bruce Arena y el objetivo de (re)colocar a Estados Unidos en la cima de la Concacaf.

Lo impresionante es que superaba y por mucho a los demás estrategas que estuvieron al frente de la Selección de los Estados Unidos, tan solo Bruce Arena, hombre que su sucesor ganó poco más de $ 400,000 dólares luego de ser contratado. Otra comparación más se da con Jill Ellis, entrenador de la Selección femenil, quien ganó menos de una décima parte de lo que Klinsmann.

Todo se revela en en el Formulario 990 para el año fiscal 2017, que se abarca desde el 1 de abril de 2016 hasta el 31 de marzo de 2017, el cual publicó la Federación. Los números que se revelan son saludables, pero destaca el salario del director técnico alemán que comenzó con la mala racha de los Estados Unidos.

A estos gastos se le suman los pagos al personal del entrenador alemán, además evidencia la discrepancia de salarios entre hombres y mujeres en comparación con los logros conseguidos.