Su rivalidad ante los Estados Unidos, las bombas nucleares y hasta su amistad con Dennis Rodman no es todo lo que ocupa la cabeza del líder de Corea del Norte, Kim Jung-Un, quien es un declarado fanático al futbol soccer, la Premier League y el Manchester United. 

El senador italiano, Antonio Razzi, quién ha visitado en país ermitaño y mantiene una relación de amistad con el líder norcoreano, fue la fuente que informó el fanatismo de Kim con los Red Devils al SunSports de Inglaterra. Cuando se le preguntó si el mandamás se comparaba con alguno de los ídolos del Manchester United como el francés Eric Cantona o el sueco Zlatan Ibrahimovic, Razzi declaró: “No, Kim es Kim, él es único”.

Al mismo tiempo, Jung-Un considera que no falta mucho tiempo para que los jugadores nacidos en Corea del Norte invadan la Premier League o lleguen a las principales ligas del mundo como Han Jwang-song, quién llegó como figura al Perugia en la Serie B de Italia y se ha convertido en el estandarte del balompié para el país ermitaño.  “Es un país de constante evolución”, fue lo que dijo Razzi sobre el talento que tienen en el futbol.

El senador italiano es una figura excéntrica en la política italiana, quién ha sido criticado por su amistad con Kim Jung-Un y su régimen, a quienes ha descrito como “personas maravillosas.

Dentro del mundo balompié, también se sabe que Kim es seguidor del AC Milán, equipo al que vio jugar en varias ocasiones en el Estadio de San Siro cuando estuvo estudiando por Suiza. 

Mientras el mundo se “come las uñas” en el temor de una guerra nuclear, el líder norcoreano parece que no se inmuta y se mantiene viendo las mejores jugadas de ahora su equipo favorito: El Manchester United.